Escrito por: María Martín.

María es Licenciada en Arte Dramático. Está especializada en teatro físico. Tiene formación en danza contemporánea y flamenco y también ha estudiado cine.

Es una artista experimental, que trabaja la performance, la danza y el teatro.

Trabaja como artista independiente, llevando a cabo sus propias ideas, utilizando diferentes medios para expresar sus pensamientos, la escritura, video-arte, performance, fotografía, danza, acciones escénicas, instalaciones…

Residió en el Colesp de España en la Cité, en calidad de residente artista, donde nace el grupo de Performance Colesp, al que pertenece actualmente. Integrado por cuatro mujeres que vienen de diferentes disciplinas, trabajan la performance habitando espacios y tiene la publicación de un Audio Libro “SVVM, Scripta Volant Verva Manent”

Su filosofía es escuchar los espacios y el alma.

MUJERES

Porque hay mujeres
Mujeres y mujeres.
Mujeres que comen con las manos,
Mujeres de cinco tenedores
Las que beben champán
Y las que beben Cruz-campo.
Las que quieren algo y van y lo compran;
Y las que lo quieren y se dejan la piel,
Por conseguirlo,
Por crearlo,
Y por sentirlo.
Y esas son las que a mi me gustan.
Las que escuchan sus sueños
Las que se cogen el moño y dicen:
Allá vamos ¡hoy me como la vida!

Mujeres, mujeres y mujeres.

Mujeres que se pintan los labios rojos,
Para besarse ellas mismas.
Mujeres con la fuerza de un huracán,
Mujeres amazonas.
Mujeres independientes, 
Pero que celebran el amor,
Como la más apasionada luna.

Mujeres brillantes,
Y mujeres que brillan.
Las que persiguen sus ideas en la madrugada,
Sin importarles lo que venga mañana.

Porque hay mujeres,
Mujeres y mujeres.

Las que se caen y se levantan
Y las que  se levantan,
Se arremangan la falda,
Y taconean.
Me encantan,
Las que de buenas a primeras,
Se paran en mitad de la calle,
Y se echan un cante sentio,
Sin importarles quien camine a su espalda.
Las que miran a los ojos.
Las que saben estar con ellas mismas,
Y se levantan cantando.

Las que regalan flores y expresan sus sentimientos con colores.
Las que cogen sus maletas y se van a viajar,
Pero dejan la puerta encajada,
Para volver a los viejos sitios,
Donde amaron la vida.
Las que dicen: si yo fuera flor,
Sería un clavel.
Y esto es un canto a ti mujer valiente,
A ti que luchas sin cansarte.
A las mujeres que parieron a grito pelao,
A las que parirán,
A las que cantan,
A las que se quedan en silencio,
A las que lloran,
A las que ríen,
A las de las flores en el pelo,
A la de los turbantes.
A las que gritan,
A las que se enamoran,
A las gordas,
A las flacas,
A las coquetas,
A las que comen croquetas,
A las virtuosas,
A las sensibles,
A las dulces,
A las saladas,
A las fuertes,
A las débiles,
A las diestras,
A las zurdas,
A las cultas,
A las sencillas,
A las que recitan,
A las que tejen,
A las que leen,
A las que componen,
A las frías,
A las cálidas,
A las templadas,
A las pacientes,
A las impacientes,
A las que se visten,
A las que se desnudan,
A las que aman sentarse frente al mar,
A las que piden al universo.

Porque hay mujeres,
Mujeres y mujeres.
Pero sobre todo este canto va,
Por las que celebran el amor y la libertad,
Como nadie.
Y por las que se dejan la piel,
En lo que aman.

Si quieres seguir los pasos a María Martín y conocerla más, puedes visitar su web en www.mariahli.com

Y tú, ¿quieres escribir también en Miradas de Mujer? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!