Me encanta descubrir lugares de los que apenas tengo información porque nadie me ha hablado de ellos, de los que no tengo ninguna idea preconcebida y de los que encuentro como por casualidad. Lugares que enseñan diferentes formas de viajar… ¡Esos lugares son los que más me gustan!

Uno de esos últimos descubrimientos ha sido el Parque Nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera. Y sencillamente… ¡me ha encantado!

La mejor época para ir es fuera de la temporada de verano, ya que los meses de junio, julio y agosto las Islas Baleares están en plena temporada alta y suele haber muchísima gente. Va un poco a gustos, a mí las aglomeraciones de personas no me gustan especialmente, pero si a ti no te importa, cualquier época será buena.

¿CÓMO LLEGAR?

A esta pequeña isla española, situada en el archipiélago balear, se puede acceder en barco desde la Isla de Mallorca. Así que, sin duda, te recomiendo que si viajas a Mallorca no pierdas la oportunidad de hacer al menos una escapada para descubrirla, te aseguro que no te dejará indiferente.

lid10a

Para llegar a la Isla de Cabrera, tienes varias opciones:
  • Excursión de 1 día: Hay varias compañías turísticas que cubren el trayecto hasta la isla. Sus barcos salen desde el puerto de Colònia de Sant Jordi (Las Salinas). Puedes contratar un tour de un día, el cual incluye ida y vuelta, ver atardecer y hacer snorkel en Sa Cova Blava. Más información aquí.
  • Pernoctando en la isla de Cabrera: Si tienes intención de pasar la noche en el albergue de la isla, recuerda que debes comprar los trayectos en barco en días diferentes. Más información aquí.
  • Barco propio: Si dispones de barco propio y quieres pasar en la Isla de Cabrera la noche, recuerda solicitar un permiso de fondeo. Más información aquí.

El trayecto en barco es muy agradable, puedes ir disfrutando del magnífico paisaje dejándote mecer por las olas, observando los peces voladores, las aves típicas de esta zona y, si tienes suerte, hasta puedes ver delfines mulares.

Si es posible, intenta sentarte en los asientos delanteros del barco, desde esa posición tendrás unas vistas privilegiadas y hasta te sentirás como… ¡una auténtica pirata surcando los mares!

lid10b

¿DÓNDE DORMIR?

Puedes alojarte en cualquier parte de la isla de Mallorca si dispones de coche para poder llegar hasta el puerto de Colònia de Sant Jordi. También hay transporte público en la isla de Mallorca, pero por lo general es escaso, lento y no llega a muchos de los puntos interesantes de la isla.

Lo ideal si tienes en mente descubrir la Isla de Cabrera es:
  • Alojarte en la zona de Colònia de Sant Jordi. Es una zona preciosa y muy tranquila, desde dónde puedes disfrutar de atardeceres mágicos, playas muy bonitas de arena fina y agua clara y pasear por las salinas milenarias que dan nombre a la localidad dónde se encuentran: “Les Salines”.
  • Alojarte en el Albergue de la isla de Cabrera. Para pernoctar en la isla de Cabrera, debes reservar con bastante antelación en el único albergue que hay en la isla. La magia de esta isla reside en que apenas hay infraestructuras, manteniendo así su esencia virgen y auténtica. Más información aquí.

 

¿QUÉ HACER?

Al desembarcar en el puerto de Cabrera, los guías del Parque Nacional te darán toda la información que necesites. Puedes apuntarte a alguna excursión guiada, o investigar por tu cuenta la isla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si decides ir por tu cuenta, puedes:
  • Tomar algo en la pequeña y única cantina que hay en la isla.
  • Pasear por las increíbles calas y bañarte en sus aguas cristalinas.
  • Hacer una pequeña excursión y subir al castillo.
  • Ir al museo de la isla para descubrir la historia de este lugar.
  • Observar la diversidad de fauna y flora que hay en la isla.

Las opciones son tan infinitas como tú quieras, pero el principal atractivo de esta isla desde mi punto de vista, reside en la tranquilidad y paz que sientes en cuanto desembarcas, una isla tranquila a donde, sin duda alguna, una vez la descubras querrás volver.