San Cristóbal de las Casas. Chiapas. México. Éste fue el lugar base que elegí para adentrarme en el mundo zapatista y poder convivir con los indígenas en un caracol zapatista. 

Para entender el post y profundizar en este mundo te dejo ciertas «consideraciones previas«:

¿QUIENES SON LOS ZAPATISTAS?

Compañeros zapatistas.
Compañeros zapatistas.

Son pueblos originarios, personas indígenas que lucha contra el sistema capitalista para defender sus raíces y su tierra. 

«La tierra es de quién la trabaja». 

Luchan por «un mundo mejor, un mundo donde quepan muchos mundos«.

Y para ello, tienen su propia legislación, su propia educación no oficial. Su propio sistema, al fin y al cabo.

Sistema en el que la educación está basada en el modelo de Pablo Freire donde todos aprenden de todos, de ésta forma logran autonomía, la base de su movimiento.

Viven en comunidades, las cuales están agrupadas en términos políticos de autonomía en ‘caracoles‘.

¿QUÉ ES UN CARACOL ZAPATISTA?

Una de las oficinas dentro del Caracol.
Una de las oficinas dentro del Caracol.

Te podría decir que es la ventana que comunica las comunidades indígenas zapatistas con el exterior, con el gobierno capitalista en el que vivimos el resto.

Un núcleo político donde se unen las necesidades, leyes y acciones de las comunidades indígenas zapatistas, es decir, es una asociación política de autogobierno indígena.

Hay 5 caracoles: Oventic, La Realidad, Morelia, La Garrucha y Roberto Barrios.

Cada caracol agrupa varias comunidades.

La Junta de Buen Gobierno formada por gente de cada comunidad es quien toma las decisiones relevantes basándose en lo que pida el pueblo. 

Puesto que «en la autonomía, el pueblo decide y el gobierno obedece«.

Nota importante: Hay que tener en cuenta que es diferente convivir en la comunidad o en el caracol. Te lo cuento más adelante.

Una vez tenido en cuenta los términos, es momento para explicarte cómo visitar y/o convivir con ellos.

VISITA:

¿CÓMO VISITO EL CARACOL?

Caracol Oventic.
Caracol Oventic.

Visitar un caracol puede durar generalmente entre 1 y 2 horas. 

El más cercano de San Cristóbal de las Casas es Oventic.

Tomando un taxi por 48 pesos podrás llegar en una hora y poco. Hay combis locales pero hasta que no se llenen no salen, por lo que no es común que los encuentres allí esperando. El transporte se toma en la zona del mercado de San Cristóbal.

Una vez llegues al caracol, das tus datos en la entrada y la Junta de Buen Gobierno decidirá si te deja pasar o no. A continuación, unx zapatista te acompañará durante tu visita.

Escuela zapatista en Oventic.
Escuela zapatista en Oventic.

Desgraciadamente, es difícil que en esta visita te respondan a todas las preguntas que puedas tener sobre su forma de vida, autonomía y gobierno en general. Pero merece totalmente la pena ir a visitarlo.

Dentro de una de las aulas.
Dentro de una de las aulas.

CONVIVENCIA:

Para convivir con los zapatistas, puedes hacerlo dentro de la comunidad o dentro del caracol:

¿CÓMO CONVIVO EN UNA COMUNIDAD?

Defender la tierra y el territorio.
Defender la tierra y el territorio.

Lleva tu proyecto (algo que puedas aportar) a la Junta de Buen Gobierno cuando vayas a visitar uno de los caracoles. Ellos decidirán si les interesa tu aportación y en qué comunidad(es) puedes compartir tus conocimientos y habilidades.

Si no tienes proyecto, o apenas cuentas con días para convivir con ellxs, pregunta e intenta quedarte un par de días, todo es cuestión de preguntarlo (y toparte con las personas adecuadas).

Al final, será la Junta de Buen Gobierno quién lo aceptará o rechazará.

¿CÓMO CONVIVO EN UN CARACOL?

Uno de los escenarios del CompArte.
Uno de los escenarios del CompArte.

Una de las mejores formas de empaparte de su cultura es acudiendo a las diversas jornadas que se ofrecen en los caracoles. Yo tuve la suerte de poder acudir al «Comparte2018″ y a la «Celebración del 15 aniversario del nacimiento de los caracoles» en el Caracol Morelia del 6 al 9 de agosto de 2018.

CompArte 2018

¿EN QUÉ SE BASABA EL CompArte2018?

El CompArte en el Caracol Morelia.
El CompArte en el Caracol Morelia.

Como su nombre indica se basaba en compartir arte y zapatismo simultáneamente. Pero no sólo participaban zapatistas, también los no zapatistas («gente de la ciudad») podían compartir sus habilidades.

Obras teatrales.
Obras teatrales.

La inscripción era gratuita y se realizó mediante la página oficial «enlace zapatista«.

Chequea esta página para ver los eventos que pueden ofrecer. ¡Hay muchísimos!

Para llegar al caracol Morelia enlacé 3 combis desde San Cristóbal de las Casas.

Pintando murales.
Pintando murales.

La gran organización fue una de las bases del evento. Allá mostraron sus valores mediante obras teatrales, canciones y poesía. Exposiciones de fotografía, talleres, bailes, su arte culinario y sus ganas enormes de compartir su espacio y sus actividades con gente que ni siquiera conocían.

Una de las lindas exposiciones.
Una de las lindas exposiciones.
Encuentro de mujeres dentro del CompArte.
Encuentro de mujeres dentro del CompArte.

Prepararon un salón enorme para que durmiesemos, además de prestarnos todas las campas para que pudiésemos poner nuestras tiendas de campaña

Enorme salón donde muchxs dormían.
Enorme salón donde muchxs dormían.

Nos lo dejaron todo: duchas y baños muy bien organizados, comedores, salas de audiovisuales, escenarios montados…

El amplio recinto donde todxs disfrutábamos.
El amplio recinto donde todxs disfrutábamos.

Aquí entendimos cómo funcionan para defender sus derechos, para recriminar las malas acciones, cómo es su educación no oficial y cómo aman y son conocedores de su historia y su tierra

No al despojo.
No al despojo.

Sus preciosos murales reivindicativos dentro del caracol son una muestra de amor. Nos contaron que éste caracol era una antigua hacienda donde estaban exclavizados los antepasados de muchos de los presentes y que lograron rescatar… Lo compArtieron TODO.

Nuestra voz es la voz de todxs.
Nuestra voz es la voz de todxs.

Los zapatistas van contra el sistema capitalista, porque el sistema nunca les apoyó y siempre les dejó olvidados y como ellos dicen…

«Porque morir no duele, lo que duele es el olvido. Aquí tenemos historia y memoria».

Mi más emotivo momento llegó cuando como celebración de los 15 años de los nacimientos de los caracoles, el subcomandante Galeano salió al escenario a leernos un cuento, un cuento de los muchos que ellos narran con tantas lecturas como conocimiento hay en ellos… y es que así se basa su educación.

«No necesitamos permiso para ser libres».

Experiencia única que nunca podré olvidar. ¡No dudes en acudir a uno de estos actos para poder vivir esta experiencia tan única y maravillosa!

Disfrutando con lxs zapatistas.
Disfrutando con lxs zapatistas.

Y no me canso de repetirlo:

«Luchemos por un mundo mejor. Un mundo donde quepan muchos mundos».