Continúo mi ruta por Japón, después de haber llegado al ecuador en MI RUTA EN JAPÓN. ITINERARIO (Parte I) aún queda mucho por disfrutar de los 19 días en el país nipón… ¡Llego a Kioto!

Tokio no me dejó indiferente, pero ¡Kioto me enamoró! En esta ciudad tradicional se encuentra la cultura y tradición japonesa por excelencia. La mayor cantidad de templos y santuarios, pero sobre todo, los más importantes.

DÍA 9 – KIOTO

Kioto: Paseo de los Filósofos (Tetsugaku-no-Michi), Ginkakuji, Templo Kiyomizu-dera

 

Me alojé en el Villa Court Karasuma Nanajo – Guest House In Kyoto a 5 minutos de la Estación de Kioto. La estación es un edificio modernista de cristal y acero desde donde cogía todos los autobuses que necesité para desplazarme por la ciudad en los 3 días en los que estuve.

Si tienes tiempo, sube hasta el mirador del piso 15 y disfruta de las vistas. ¡Son increíbles!

En Kioto puedes ver templos por todas partes, muchos de ellos son gratuitos, pero me centré en los más importantes de cada zona. El primer día, rodeé el noreste de la ciudad:

 Paseo de los Filósofos (Tetsugaku-no-Michi): Se le llama así a un camino estrecho de aproximadamente 1 km y medio de largo que recorre un pequeño canal rodeado de cerezos. Este camino es mágico, y aunque me pilló un tifón en los días que estuve en la ciudad, nada hizo que no lo recorriera.

Haciendo pequeños desvíos se pueden visitar numerosos templos (¡muchos de ellos son gratuitos!), pero yo me quedo con el templo Ginkakuji (Templo del Pabellón de Plata) en el norte. Sus jardines son espectaculares y se encuentran entre los más encantadores de la ciudad.

Día 9_KIOTO_Ginkakuji

Templo Ginkakuji en Kioto

Cogiendo un autobús me acerqué al Templo Kiyomizu-dera. En japonés templo del agua pura, es uno de los templos budistas declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Me comentaron que el escenario es tan excelente que la mayoría de la gente va en la época en la que florecen los cerezos en primavera y cuando se empiezan a ver las hojas del arce en otoño. Yo lo visité en Agosto y aun así, ¡me pareció impresionante!

Vistas del Templo Kiyomizu-dera. Kioto

DÍA 10 – KIOTO

Kioto: Templo Kinkaku-ji, Castillo de Nijo, Barrio de Gion, Ponto-cho

 

Siguiendo mi ruta de Templos, el segundo día visité el Templo Kinkaku-ji (oro). No hace falta describirlo, puesto que una imagen vale más que mil palabras…

Día 10_KIOTO_Kinkaku-ji

Impresionante el Templo del Oro. Kinkaku-ji .

Por la tarde, me acerqué al Castillo de Nijo, otro de los templos  que forman parte del patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO.

Y por la noche, no pude resistirme al ¡Barrio de Gion! uno de los barrios de geishas más conocidos de Japón. Tiene un encanto especial y está repleto de casas de té, Ochaya, alojamientos de geishas, Okiya y tiendas tradicionales. Las geishas no se dejan ver muy fácilmente, pero tímidamente pude ver alguna y no le pude quitar ojo…¡Qué increíble es esta cultura!

Muy cerca, y caminando me acerqué a una calle estrecha peatonal paralela al rio Kamo, emblemática por la arquitectura tradicional: Ponto-cho.

DÍA 11 – KIOTO

Kioto: Fushimi Inari – Taisha, Bamboo Forest (Bosque de Bambú), Puente Togetsukyo, Kyoto Nishiki Food Market

 

Tengo que reconocer que dejé para el último día dos de las cosas más especiales que tenía en mente de Kioto: Fushimi Inari y Arashiyama (Bamboo Forest o Bosque de Bambú); pero una vez allí, todo me estaba dejando impresionada.

El  Fushimi Inari – Taisha es el principal santuario sintoísta dedicado al espíritu de Inari. Se dice que  los comerciantes y artesanos ofrecían culto a Inari a cambio de obtener éxito en sus negocios. Por ello, donaban las puertas rojas, torii, que actualmente forman parte del templo.¡Vete con calzado cómodo! El recorrido está en una montaña y aunque parece corto, hay tantísimas toriis que nunca sabes cuándo van a terminar.

Es espectacular.

Día 11_KIOTO_Fushimi-Inari

Disfrutando en el Fushimi-Inari en Kioto

En transporte público llegué a Arashiyama, ansiosa por ver el Bamboo Forest (Bosque de Bambú).

Pero no sólo el bosque me impactó, la zona es increíble, con una naturaleza alucinante y numerosos templos alrededor. Hice un trekking que me llevó al Puente Togetsukyo, puente de madera que cruza hacia las colinas de Arashiyama.

Día 11_KIOTO_Bamboo Forest

Recorriendo el Bamboo Forest (Bosque de Bambú) en Kioto

Parecía que el día no terminaba, y por la noche aun tuve fuerzas para visitar el Kyoto Nishiki Food Market. Un mercado con infinidad de comida típica japonesa que no dude ni un segundo en probarla…¡Quería comer todo!

DÍA 12 – OSAKA > NARA

Usando el JRP tomé rumbo a Osaka. Aunque las distancias sean largas, el transporte es tan eficaz que la ruta siempre te parece corta. Me alojé en el Shin Osaka Washington Hotel Plaza,  a sólo 5 minutos a pie de la estación de Shin Osaka Shinkansen (tren bala). Mi primer destino desde Osaka fue Nara.

Este parque está rodeado de alrededor de 1.200 ciervos (ciervos sika) protegidos como tesoros y considerados como mensajeros de los dioses por el sintoísmo. ¡Mucho cuidado con tus pertenencias, te las quitan todas! No te pierdas el templo que más impresiona, el Templo Todai-ji. Templo budista que acoge una estatua gigante del Buda Vairocana.

Día 12_NARA

Templo Todai-ji en Nara

 

DÍA 13 – OSAKA > ISE

Haciendo uso del JRP me acerqué a Ise, donde se encuentran los santuarios Shintō más sagrados de Japón. Todos los años, creyentes procedentes de todo el país acuden en peregrinación al Santuario, ya que, según la tradición, los practicantes del Shintō deben acudir al santuario al menos una vez en su vida.

Oficialmente se conoce como el Santuario Ise Jingu y cuenta con dos santuarios: Geku (en honor a la adoración de Toyouke no Ōmikami, diosa de los cereales, el vestido, el alimento, la vivienda, la agricultura y la industria) y Naiku (en honor a Amaterasu Omikami, la diosa del sol).

Son 6 kilómetros lo que separa uno del otro, pero al estar rodeado de frondosos bosques, hace muy amena su visita. Este lugar tiene una energía especial. ¡Nunca había visto templos de este estilo!

Muy cerca se encuentra Haraimachi, el barrio tradicional responsable del avituallamiento de los peregrinos.

No me podía perder la magia que tiene Osaka, así que por la noche me acerqué a Dotombori,  una de las zonas vivas de la ciudad.

Día 13_OSAKA

Osaka de Noche. Dotombori.

DÍA 14 – HIROSHIMA > MIYAJIMA

1 hora y media dista desde Osaka hasta Hiroshima con el JRP. En la misma estación tomé un tren y un ferry hasta la isla de Miyajima (declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO). En esta isla se encuentra el santuario llamado Itsukushima, presidido por un increíble torii, un gran pórtico que fascinantemente descansa sobre el fondo del mar. ¡No te lo pierdas cuando sube la marea!

Día 14_Miyajima

Torii flotante del santuario Itsukushima

 

Vuelvo a Hiroshima, una inmensa calma se apodera de mi. No me puedo perder el Museo Memorial de la Paz. ¡Con el JRP puedes hacer una ruta turística gratuita en autobús por los puntos más importantes de la ciudad!

Día 14_HIROSHIMA

Museo de la Paz en Hiroshima

DÍA 15 – VUELTA A TOKIO

Me lo tomo como día comodín para retomar fuerzas y subir a la montaña. Desde Tokio cogí el JRP para llegar a Takayama (es mejor el trayecto desde Tokio que desde el oeste). Los Alpes Japoneses me esperaban y ¡estaba ansiosa!

DÍA 16 – TAKAYAMA 

Takayama es una antigua ciudad feudal conocida por sus antiguas casas de madera. Aquí se celebra (en primavera y en otoño) uno de los tres festivales más grandes y más hermosos de Japón. Resplandecientes carrozas recorren la ciudad mostrando a los asistentes la artesanía de la región.

Templos, mercados y museos predominan en este bonito lugar. No quise perder el encanto y dormí en un ryokan (Ryokan Murayama, relación validad-precio muy buena, disponen de un servicio de lanzadera desde la estación al alojamiento, ¡la cena es exquisita!).

DÍAS 17 y 18 – SHIRAKAWAGO > GOKAYAMA 

En el corazón de las montañas se encuentran dos tranquilas aldeas atravesadas por un río y rodeadas de campos de arroz. Considerados Patrimonio Mundial de la Humanidad, la principal característica de sus casas tradicionales de madera es su tejado triangular hecho de paja, para resistir mejor el peso de la nieve.

Se trata de grandes casas de 18 metros de largo por 10 metros de ancho de cuatro plantas, donde conviven varias generaciones.¡Parecía que estaba dentro de un cuento!

Día 18_Takayama Collage

Aldeas de ensueño Shirakawago y Gokayama. Alpes Japoneses.

DÍA 19 – VUELO A MADRID

Los viajes no se pueden planificar. Llovió tanto en los Alpes japoneses que cortaron el transporte público y estuve 3 días con la incertidumbre de no saber si podría coger el vuelo de vuelta a Madrid…Al final, conseguí coger el vuelo desde Tokio y me volví con la mochila desbordada de experiencias, esas experiencias que no caben de lo increíbles que son.

Aunque te hagas a la idea de la ruta que quieres hacer…déjate llevar…el día a día en ruta y tus emociones hacen que el camino señalado pueda variar.

Japón no me dejó indiferente, es un destino tan diferente a lo que había visto hasta ahora que ¡volví encantada!

Sólo puedo decir ¡GRACIAS! ¡ARIGATO! 有難う

¡ARIGATO!

¡ARIGATO!

¡BUENAS RUTAS!