Hace unos meses descubrí el proyecto de esta familia andaluza y me encantó desde el minuto 0. Desde entonces tenía en mente hacer algún tipo de colaboración con Aurora, la parte femenina del proyecto. Quería esperar a que comenzaran su viaje para escribir este post, pero desde julio se encuentran en Buenos Aires (Argentina) y necesitan nuestra ayuda para poder cumplir su sueño y que el Proyecto Meraki siga adelante.

Cuando supe que habían tenido un problema y que esto había hecho que cambiara la suerte de su viaje, no dudé en ponerme en contacto con ellxs para mostrarles mi apoyo y aportar mi granito de arena.

Con este post quiero que conozcáis a esta familia, en qué consiste el proyecto Meraki, sus valores, el objetivo del proyecto, su ruta y por qué necesitan de nuestra ayuda en estos momentos más que nunca.

Estoy segura de que cuando conozcáis el Proyecto Meraki os va a encantar tanto como a mí. Me alegra enormemente saber, que aún existen personas como esta familia, dispuestos a aportar su granito de arena para hacer de este mundo, un mundo mejor, un mundo más humano. Esto me hace tener esperanza y tener muy presente que el cambio que queremos ver en el mundo depende de nosotras y nosotros.

A continuación os cuento todo lo que me ha contado Aurora y su familia de su proyecto educativo. Espero que os guste.

Detrás del proyecto Meraki hay una familia ciudadana del mundo, creativa, comprometida, solidaria y muy viajera. Andaluza de origen, Aurora de Córdoba, Ángel de Cádiz y sus tres hijos sevillanos: Daniel de 12 años, Miguel de 10 y Valentina de 4. Dos docentes de vocación, con una enorme inquietud por aprender y estar en continua formación y contacto con nuevos paradigmas educativos y pedagogías transformadoras.

“Aurora: Aferrados a la idea de que ser maestrx no es un título universitario, sino un privilegio y que por ello se debe estar en continua formación y aprendizaje. Que tenemos en nuestras manos vidas, niñxs con emociones, sentimientos, inquietudes y sueños. Y somos responsables de que no pierdan la curiosidad por aprender, de que cada unx encuentre y desarrolle las distintas inteligencias con las que vino al nacer, y de forjar en sus corazones los valores que les hagan perseverar en la lucha por un mundo más justo y mejor. Convencidos en el deber por inculcarles el amor y la defensa de nuestro planeta, la empatía y solidaridad, y el aprender a ser felices,  como el mayor de los tesoros”

Proyecto Meraki es una Biblioescuela Rodante con la que pretenden viajar recorriendo Sudamérica, visitando pequeñas poblaciones y escuelas. Conocedores de la importancia de la educación y la cultura para el desarrollo y prosperidad de los pueblos más desfavorecidos del planeta y el medio esencial para conseguir alcanzar la igualdad y los derechos fundamentales.

Quieren que sus hijxs conozcan otra realidad, que sean empáticos, conozcan mundo, conecten con personas de todo tipo, jueguen y enseñen. Quieren que aprecien y den valor a lo que tienen. Que aprendan viajando lo que no les podrán enseñar en ninguna escuela.

Fomentarán el hermanamiento entre docentes y escuelas, durante el camino irán construyendo «nidos de libros» que instalarán en las escuelas visitadas y a los que acompañarán un «diccionario viajero» y una recopilación de las músicas y danzas del mundo. Realizarán una webserie educativa donde todos los interesadxs podrán seguir su experiencia aplicando metodologías docentes dinámicas, creativas y cooperativas que promueven el pensamiento crítico y la ciudadanía global.

Un colectivo escolar histórico argentino será su principal medio de transporte, su hogar, un espacio educativo y un lugar donde se facilite la empatía, el respeto, el conocimiento, la sensibilidad y la creatividad, pilares básicos para hacer de nuestro planeta un mundo mejor.

En la transformación han buscado la funcionalidad y ser lo más sostenibles posibles, incluyendo un wc seco ecológico. La energía será abastecida por placas solares que le darán la autonomía necesaria.

El bus ha sido diseñado buscando espacios multifuncionales. En este aspecto la ayuda y trabajo de sus amigos de TBYC.ES ha sido fundamental para conseguir aprovechar al máximo un espacio tan reducido (teniendo en cuenta que son familia numerosa).

Su idea es partir de Argentina hacia Uruguay, donde les han invitado a un Encuentro Nacional de Educación Transformadora, lo que supondrá un bonito comienzo, el cual les llevará a conocer un gran número de docentes y escuelas que apuestan por un cambio en la educación.Tras recorrer Uruguay regresarán a Argentina, donde participarán en el Encuentro Plural de Escuelas Posibles, a partir de ahí se dirigirán hacia la Patagonia, para llegar hasta Usuahia (fin del mundo) y comenzar a subir por los andes chilenos, visitando Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

Aurora dice que uno de los primeros aprendizajes obtenidos en este mes y medio que llevan en Buenos Aires, es que los planes los dicta la ruta y no se puede planificar a largo plazo, algo que ya les vaticinaban muchxs amigxs viajerxs y a los que no les queda otra que darles toda la razón.

Lo que siempre han tenido claro es que no pondrían fecha cerrada de regreso, su intención es viajar lento. Dicen que es la mejor forma de conocer bien la idiosincrasia de cada lugar.

Este viaje lo hacen sin mayor pretensión que compartir, disfrutar, vivir y sentir. De crear vínculos y recuerdos indestructibles, así como aportar lo mejor de ellxs mismxs, enriqueciéndose a su vez de todas y cada una de las experiencias de cada comunidad que vayan visitando.

Sus principales valores:

Viajar lento: Su propósito es disfrutar cada recorrido, sin prisas, permaneciendo en cada lugar el tiempo que sea necesario, dejando fluir, viviendo intensamente cada experiencia que surja en el camino, compartiendo con lxs amigxs y escuelas que vayan conociendo.

Empatía: Viajan con todos sus sentidos abiertos al mundo, sus culturas, costumbres, formas de ser y de sentir. Siempre con la mano tendida y el corazón generoso, dejando a su paso también un poquito de ellxs.

Sostenibilidad: Cada kilómetro que recorran lo harán dejando el menor rastro posible de su paso. Reciclarán, reutilizarán y emplearán en su bus energía solar y baño orgánico. Cuidando y respetando el entorno y difundiendo estos valores en cada acción que realicen.

Visualizar: Uno de sus objetivos es dar a conocer todos aquellos proyectos educativos innovadores y pedagogías transformadoras que están germinando por esa parte del Mundo, que puedan inspirar a otrxs maestrxs, fomentando hermanamientos entre escuelas y docentes.

Educación por el desarrolloCreen en un Mundo donde caben muchos mundos, donde los derechos fundamentales estén por encima de intereses políticos, económicos o individuales, siendo la educación la mejor vía para lograrlo.

Aurora: “Como docentes siempre hemos albergado una inmensa inquietud por saber cómo aprenden nuestros alumnxs, cómo lograr conectar con ellxs y cómo conseguir que encuentren y desarrollen sus propias inteligencias. Intentando escuchar y comprender a todxs y cada unx por igual, dándoles su sitio como componente importante, único y necesario dentro del grupo-clase. Y desde que somos padres esa inquietud ha ido en aumento, pues si no es tarea fácil defender tus propias convicciones profesionales a cerca de la educación y la necesidad de un gran cambio de ésta en nuestro país, aún se complica más al intentar defender tu postura de forma personal, luchando porque tus hijxs se beneficien de dichos cambios”

Lo que pretenden con este nuevo propósito de vida no es más que una prolongación de su tarea como docentes comprometidos y padres implicados. Inspirados en el sorprendizaje de Ramón Barrera, enfocarán cada una de las experiencias por vivir en sorprenderse-sorprender-aprender. Están deseosxs de compartir vivencias y experimentar nuevas e ilusionantes maneras de educar, aprender de otrxs maestrxs y niñxs, y aportar su práctica docente a otras escuelas. Quieren que sus hijxs jueguen y aprendan de otrxs niñxs y a su vez, también comuniquen y enseñen. Quieren darles la oportunidad de ser los protagonistas de su propia “web serie educativa”, en la que mostraran al mundo todo lo aprendido y lo compartirán durante su viaje.

Para todo ello, han creado una asociación sin ánimo de lucro con el humilde objetivo de ayudar, colaborar y aportar todas las herramientas y recursos posibles, para poder así, facilitar una mayor calidad de la educación en los lugares visitados.

Su asociación enfocará su labor en la educación para el desarrollo, trabajando por el avance, el progreso y el bien común de las comunidades visitadas durante su ruta. Y poniendo todo su esfuerzo y enfoque en los colectivos y personas más vulnerables y con más dificultades de acceso a la educación.

Contar con ciudadanos y ciudadanas más informados, más concienciados y también más participativxs es el objetivo de la educación para el desarrollo. Para conseguirlo, trabaja desde diversos ámbitos fomentando un proceso educativo de evolución constante. Las acciones que se lleven a cabo desde educación para el desarrollo, no deben ser puntuales, sino que deben formar parte de acciones planificadas y orientadas hacia públicos diferenciados.

“La educación para el desarrollo facilita la comprensión del mundo globalizado, provoca una actitud crítica y comprometida con la realidad, genera compromiso y corresponsabilidad en la lucha contra la pobreza, fomenta actitudes y valores en la ciudadanía, genera en definitiva una ciudadanía global”

Proyecto Meraki es un sueño que comenzó siendo de dos y que ahora esta pareja ha retomado con mayor fuerza e ilusión, pues la acogida y el entusiasmo con el que lo están viviendo Valentina, Daniel y Miguel lo hacen todavía más vivo.

Aurora y Ángel se conocieron justo al comenzar la carrera de magisterio, hace ya más de 20 años, y rápidamente conectaron al 100%, le unían las mismas inquietudes y anhelos. Desde entonces sueñan con conocer diferentes países, otros docentes y modelos educativos, y aunque con los proyectos Comenius de la Unión Europea ese aspecto de su vida lo tenían bastante resuelto, aún les quedaba la parte de realizar ese viaje educativo y social junto a sus tres hijxs.

Aunque soñaban con este proyecto educativo desde hace 20 años, en realidad la preparación ha sido en el último año y medio aproximadamente. Aurora dice: “lo más difícil en este tipo de proyectos es ponerle una fecha de salida, pues comienzas a ser consciente de que no hay vuelta atrás. Lo maravilloso es que desde el principio el apoyo y cariño con el que se acogió el proyecto fue impresionante”

Cuando comenzaron a contactar con editoriales para ver de qué manera podían llevarlo a cabo se fueron sumando una tras otra, hasta reunir a más de 18 editoriales amigas, y un gran número de escritorxs e ilustradorxs, que contactaron con ellxs para donar también sus libros al proyecto. Así la Biblioteca Meraki cuenta con más de 500 álbumes ilustrados, que serán disfrutados por todxs lxs niñxs que tengan la dicha de ir conociendo en el camino.

Para hacer realidad este proyecto y cumplir su sueño viajero esta familia durante dos años realizaron un plan de ahorro exhaustivo, vendieron su coche y alquilaron su casa.

Esta familia ha recibido el apoyo de amigxs, autorxs, ilustradorxs, editoriales y medios de comunicación, los cuales les alentaron e impulsaron durante el camino.

Pero no todo han sido flores en el camino, el pasado mes de julio enviaron un contenedor con todos los libros donados y sus enseres personales rumbo a Buenos Aires.

Tras más de un mes allí aún no han conseguido liberarlo por un error burocrático de la agencia contratada para enviarlo. El coste económico extra supone todos los ahorros que tenían para desarrollar su vida allí y llegar a las escuelas.

Aurora y su familia no se van a rendir, y han buscado soluciones para seguir adelante. Están segurxs que lo conseguirán con la ayuda de todxs lxs amigxs del PROYECTO MERAKI.

Esta es la razón por la que han lanzado una campaña de crowfounding (http://vkm.is/meraki), a la que invitan a participar a todas aquellas personas que como esta familia creen en un mundo más solidario, amable y empático, un mundo en el que los sueños se hacen realidad.

Los que colaboren con el proyecto aportando económicamente, se convierten inmediatamente en mecenas del Proyecto Meraki, pudiendo recibir como recompensa, su álbum ilustrado entre otras opciones.

“Quienes mejor me conocen, como mis maravillosxs alumnxs, saben que me encanta escribir y contar historias. Este cuento se lo escribí con todo mi amor a nuestra pequeña Valentina cuando tenía tres años y hemos tenido la suerte de contar con nuestro amigo Raúl Guridi para su ilustración (reconocido y premiado autor de literatura infantil), y con nuestra querida amiga y maestra francesa Marie Joserrand para su traducción al francés, pues se trata de un texto bilingüe. Nuestra intención es que este álbum sea una de nuestras principales herramientas de financiación, por lo que al ser una campaña de TODO o NADA es vital conseguir llegar al objetivo marcado”

El dinero que tenían ahorrado para auto editarlo, y para iniciar el proyecto, lo han tenido que emplearlo en gestiones burocráticas de la terminal portuaria de Buenos Aires, por un error ajeno a ellxs. Con los fondos de esta campaña crowdfunding realizan su primera edición, si llegan al objetivo.

Esta familia ha recibido un poquito de sol entre tanto nubarrón y parecen que las cosas van cogiendo forma para seguir adelante con su sueño. Las ultimas noticias que tengo de ellxs es que el Proyecto Meraki recibió ayer el Certificado del Ministerio de Educación de Uruguay por el que es reconocido como ” Bien de Interés Educativo”. Una buena noticia tras tantos días luchando con la burocracia argentina para poder liberar el contenedor del puerto.
Quizás con este certificado se agilicen los trámites por fin y pueda enviarse lo más pronto a Uruguay. ¡Ojalá!

Y esto es todo lo que os puedo contar de este proyecto por ahora. Espero que os apasione esta historia y este proyecto tanto como a mí y entre todas y todos podamos ayudar a esta familia a cumplir su sueño.

Familia os deseo toda la suerte del mundo, espero que cumpláis el objetivo de esta campaña de crowfounding y deseo que a partir de ahora la suerte se ponga de vuestro lado y podáis llevar a cabo este lindo proyecto educativo hasta el final.

Si quieres seguir sus pasos y no perderte nada de su viaje en su biblioescuela rodante puedes visitar su web en www.proyectomeraki.org