En esta segunda parte proseguiré mi ruta en furgoneta por el Cabo de Gata por los pueblos y playas del centro/sur del Parque Natural.

Ruta

La Isleta del Moro – San José – Los Albaricoques – San Miguel de Cabo de Gata – La Almadraba de Monteleva y La Fabriquilla

Dejamos Rodalquilar atrás dirección La Isleta del Moro – San José, y a escasos 2 kilómetros encontramos el Mirador de La Amatista. ¡Una parada obligatoria!

Mirador de La Amatista

  • Junto al aparcamiento se encuentra el Punto de Información La Amatista.
  • Unos metros más abajo encontramos el Mirador con unas espectaculares vistas a la costa del Levante sur. ¡Los amaneceres aquí son brutales!

1. La Isleta del Moro

A dos kilómetros del Mirador, llegamos al pueblecito pesquero de La Isleta del Moro.

La localización estratégica de la Isleta del Moro da refugio a las embarcaciones pesqueras gracias a sus dos grandes islotes. Desde su pequeña bahía/puerto se divisan los míticos Frailes.

Puerto/Bahía de la Isleta del Moro

  • El pescaíto es el bien más preciado por los visitantes, del mar a la mesa. Restaurantes como La Isleta o la Ola sirven sargo, breca o gallo pardo fresco entre sus especialidades.
  • En la entrada del municipio hay un gran aparcamiento donde podrás estacionar sin problemas.
  • Junto al parking está La Playa del Peñón Blanco, la más grande del pueblo. Cuenta con 400 metros de arena fina y una buenísima calidad del agua.

“Su nombre, La Isleta del Moro, se debe a que la playa situada en frente del islote, fue una madriguera de piratas norteafricanos”.

La Playa del Peñón Blanco y la Isleta del Moro al fondo

“La roca blanca situada en medio de la arena, le da nombre a la playa, el Peñón Blanco”.

Abandonamos la Isleta y ponemos dirección a la zona de Los Escullos, donde podrás:

  • Disfrutar de la Playa del Arco, ideal para hacer snorkel y buceo gracias a sus fondos rocosos y su extensión de posidonia.
  • Admirar la mayor y más famosa duna fósil del Parque Natural, la duna fósil de Los Escullos, situada al extremo derecho de la playa.
  • Visitar el Castillo de San Felipe, construido en el siglo XVIII y en perfecto estado de conservación.

Duna fósil de los Escullos y la Playa del Arco

2. San José

Súbete a la furgo que nos vamos para San José. Nuestra principal motivación, La Playa de los Genoveses, la Playa de Mónsul, la Playa de Barronal y la playa de Media Luna. ¡Y su infinidad de calas!

  • El acceso a estas playas y calas se hace a través de una pista forestal de 4 kilómetros restringida a un número de coches diarios. Os recomiendo ir a primera hora de la mañana y aprovechar todo el día, ya que hay muchas calas que os dejarán literalmente de piedra.
  • El precio por pasar con coche y estacionar en uno de los 2 aparcamientos es de 5€, de 8:00 de la mañana a 19:00 de la tarde.
  • También existe la posibilidad de coger un autobús en San José. Su precio es de 1’5€ ida y 2€ ida/vuelta.

“San José tiene algunas de las mejores playas y calas volcánicas del Parque Natural”

El primer aparcamiento, el de la Playa de los Genoveses, queda a unos 300 metros andando de dicha playa. 

  • La playa de Los Genoveses es una playa de dunas virgen de más de un kilómetro de arena fina y dorada, perfecta para disfrutar de un baño en familia debido a la progresividad de la entrada al agua.
  • Al sur de la playa encontramos la Cala de Los Amarillos, entre paredes verticales, al norte, el Morrón de los Genoveses.
  • Al oeste se encuentran Cala Grande, Cala Príncipe, Cala Chica, Cala Barranco y Cala Del Lance.

La Playa y el Morrón de los Genoveses al atardecer

Si seguimos hacía el segundo aparcamiento, el de la Playa del Mónsul, nos dejará a escasos 400 metros de dicha playa.

  • Es una de las más famosas del Parque Natural por su espectacular ola volcánica y por haber sido testigo de rodajes de películas como “Indiana Jones y La última Cruzada”.
  • Desde la Playa de Mónsul también podemos acceder a la Playa de Barronal. 
  • Desde el aparcamiento del Mónsul podemos acceder a la Cala de la Media Luna, desde la que accederemos a través de un sendero montaña arriba durante unos 10 minutos a Cala Chicré y Cala Carbón, mucho más pequeñas, bonitas y aisladas.

Cala de la Media Luna y Punta del Mónsul

Cala Chicré y Cala Carbón

En el pueblo de San José encontrarás todo tipo de servicios, y en su playa urbana hay duchas y baños públicos.

3. Los Albaricoques

Para hacer un kit-kat de arena, sol y playa, un buen plan es visitar Los Albaricoques y el Cortijo del Fraile, situados a unos 15 kilómetros de San José.

“El Far West Almeriense”.

El municipio de Los Albaricoques y sus habitantes fueron testigos de películas tan célebres como “El Bueno, El Feo y El Malo” y “Por un puñado de dólares”, protagonizadas por Clint Eastwood y dirigidas por Sergio Leone. Actualmente se respira un aire nostálgico y de abandono que lo hace especial.

Los Albaricoques

Siguiendo la carretera de Los Albaricoques a Rodalquilar ALP-824 llegaremos al Cortijo del Fraile, declarado Bien de Interés Cultural. El trágico suceso ocurrido aquí conocido como el “crimen de Níjar”, inspiró el drama en verso de Federico García Lorca titulado “Bodas de Sangre”. Su estado de ruindad lo convierte en un lugar místico y muy fotografiado.

  • El camino de ida y vuelta al Cortijo es una auténtica gozada, campos de tierra rojiza que se funden con los rayos del sol al atardecer, ¡una pasada!

El Cortijo del Fraile

4. San Miguel de Cabo de Gata

¡Arranca que nos vamos para la costa del Levante Almeriense! Coincidir en este municipio con una puesta de sol es un gustazo. Colores mágicos sobre el agua mientras tomas el último baño salado del día en la Playa de Cabo de Gata.

Puesta de sol en la Playa de Cabo de Gata

Esta playa es el lugar perfecto para darte una ducha y aparcar la furgo, ya que dispone de servicio de duchas públicas junto a un parking asfaltado en el que podrás pasar la noche.  

  • Para conocer el entorno marinero de municipio te aconsejo dar una caminata por su paseo marítimo, junto a las barcas de pescadores y restaurantes locales.
  • También puedes visitar su Centro de Interpretación de la Naturaleza de Las Amoladeras.
  • Por su tradición pesquera, te recomiendo degustar el pescado típico de la zona.
  • Cerca del aparcamiento hay supermercados, farmacias y todo tipo de servicios.

5. La Almadraba de Monteleva y La Fabriquilla

Una recta de casi 5 kilómetros unen San Miguel de Cabo de Gata de la pequeña población de Almadraba de Monteleva. A la izquierda Las Salinas del Cabo de Gata a la derecha el mar y la playa kilométrica de las Salinas.

Albufera de Las Salinas

  • Dos observatorios de uso público te permitirán divisar las más de 100 especies de aves distintas que habitan en estos humedales, predominando el flamenco rosado. ¡Curiosa ave!

Antes de adentrarte en el municipio, la Iglesia de la Almadrava de Monteleva te sorprenderá. Una edificación de principios del siglo XX alzada junto al mar. ¡Bellísima!

Iglesia de La Almadrava

El pueblo marinero de la Almadrava se dedica a la explotación de sal y a la pesca.

  • Su playa alargada y estrecha te permitirá estirar tu toalla sin dificultad, al  igual que aparcar la furgoneta.
  • En el Bar La Almadrava podrás beber un tinto de verano fresquito con un surtido de raciones y tapitas, ¡exquisitas! Recuerda, con cada bebida una mini tapita de regalo. ¡Ñam!

 

¡Última parada, La Fabriquilla! Y la que se lleva el TOP1 de cala preferida.

Vistas panorámicas a la Fabriquilla y la Almadrava

La guinda del pastel del Parque Natural se la llevan el Faro de las Sirenas y el Arrecife de las Sirenas. 

  • Situados en punto más más oriental del sur de España, su atractivo los convierte en el punto más fotografiado del parque.
  • Alquilar un kayak y adentrarte en sus acantilados y arrecifes es una actividad ¡obligatoria!

Las chimeneas volcánicas del arrecife dejan a sus pies las transparentes aguas listas para la práctica del snorkel. Uno de los puntos en los que más he disfrutado buceando. ¡Pulpo a la vista!

Las chimeneas del Arrecife de las Sirenas

El secreto mejor guardado de mi viaje es este rincón de paz en el arrecife… ¡Shhhhh, no se lo digáis a nadie!

Calita secreta en el Arrecife de las Sirenas

Y aquí termina la segunda parte de mi ruta en furgoneta por el Cabo de Gata. ¡Espero que os haya servido de ayuda!

Si aún lo leíste la primera parte de la RUTA EN FURGONETA POR EL CABO DE GATA, ¿a qué esperas? ¡Pincha aquí arriba!

¡A LA CARRETERA!