Cuando leí el post sobre el Teleférico de Madrid que escribió mi compañera Rachel, me pregunté ¿cómo es posible que nunca hayas subido? Al poco hice un nuevo viaje a Madrid y salió de la lista de “cosas pendientes que hacer”.

Sin embargo, tachar este teleférico de mi lista hizo que me viniera algo nuevo a la mente. Barcelona tiene dos teleféricos, ¡sí, hay dos! uno el de Montjuïc y otro el del Puerto, y yo tan sólo había montado en uno de ellos de niña. Fue de esta manera como el Teleférico del Puerto se convirtió en mi siguiente objetivo, y es que ¡me encanta redescubrir mi ciudad!.

Barcelona tiene dos teleféricos, ¡sí, hay dos! uno el de Montjuïc y otro el del Puerto.

¡Me encanta redescubrir mi ciudad!

¿Te vienes conmigo?

UN POQUITO DE HISTORIA

Su construcción se inició en 1928 con motivo de la Exposición Universal que iba a tener lugar en la ciudad condal en 1929 para conectar la zona de Montjuïc con la zona marítima de Barcelona. Pero la falta de presupuesto hizo que no se finalizara esta obra hasta 1931, fue entonces cuando hizo su primer vuelo sobrevolando parte de la ciudad.

Durante la Guerra Civil española dejó de funcionar, no sólo retiraron sus cables, sino que una de sus torres, la Torre de Sant Sebastià se convirtió en un punto estratégico de defensa de la ciudad. En 1963 se reinauguró y a finales de los 90 se remodeló por completo. Desde entonces puedes viajar desde la montaña al mar en unos minutos.

Aprovechando que en verano el horario lo amplían decidí ir por la tarde, y la verdad es que me parece la mejor hora para disfrutar del espectáculo que ofrecen sus vistas. Ya sabéis que soy una enamorada de los atardeceres y si son sobre el mar mucho más, así que no veo mejor hora del día para ir.

Si tenéis pensado visitar Barcelona o bien redescubrirla como yo, os dejo unos datos prácticos para organizar mejor vuestra visita.

¿CÓMO LLEGAR?                  

Miramar, en la montaña de Montjuïc (*)

BUS líneas 50, 100 y 193 y metro L3 parada Paral.lel y allí has de subir en el funicular.

Torre de Jaume I

Cerrada cuando escribí este post.

Torre Sant Sebastià, en la Barceloneta

METRO L4 parada Barceloneta

BUS líneas 17, 39, 45, 64, 57, 59 y 157.

(*) En esta misma estación puedes coger el teleférico de Montjuïc, en breve te hablaré  también de el.

ALTURA DE LAS TORRES

-La estación Miramar, en los jardines de Miramar de Montjuic, está situada a 58 metros sobre el nivel del mar. Tiene un espectacular mirador con vistas a toda la Barceloneta y el Puerto, también tiene un restaurante donde tomar algo.

-La Torre Jaime I, en el Muelle de Barcelona, al lado del World Trade Center, que mide ni más ni menos que 101 metros.

-La Torre de San Sebastián, en la playa de San Sebastián, en el barrio de la Barceloneta, que mide 78 metros y arriba tiene el restaurante Torre de Alta Mar con vistas panorámicas de la ciudad de 360º.

Llegando a la Torre Jaime I

HORARIO (**)

FECHA PRIMER VIAJE ÚLTIMO VIAJE
01/12 – 20/02 11:00hs 17:30hs
01/03 – 31/05 10:30hs 19:00hs
01/06 – 11/09 10:30hs 20:00hs
12/09 – 30/10 10:30hs 19:00hs
31/10 – 31/12 11:00hs 17:30hs

* 25 Diciembre – CERRADO

PRECIO (**)

Ida : 11e

Ida/Vuelta : 16,5e

(**) Horario y precios del verano del 2016.

Disfruta del espectáculo que ofrecen sus vistas, si eres de l@s mi@s, el atardecer será tu momento ideal.

 

El recorrido total del trayecto es de 1292 metros y dura unos diez minutos. 10 minutos  sobrevolando parte de Barcelona y disfrutando de las vistas que desde esa altura te ofrece la ciudad.

Atardecer sobre Barcelona

Reconozco que puede que sea algo turístico, de echo era la única barcelonesa del vagón, pero disfruté como una enana pese a mi vértigo. No hay nada como enfrentarse a nuestros miedos para crecer y superarlos.

Pienso seguir redescubriendo Barcelona, así que si te gustaría saber algo sobre la ciudad y que escriba un post sobre ello, deja tu comentario abajo.

Y si te ha gustado el post, no dudes en compartir.

¡Buenas Rutas!

#noalasdespedidas

P.D. Este post se lo dedico a Pao, porque redescubrir Barcelona a tu lado fue un placer, porque sé que aunque ahora estés lejos cumpliendo nuevos sueños en Nueva Zelanda, nuestros caminos se volverán a unir.