Obviamente, no es lo mismo un viaje de fin de semana que un gran viaje. Básicamente este post está dirigido a lo último, aunque el tema botiquín  sirve para todo.

Algo que tengo siempre muy presente antes de iniciar un viaje, todo depende del viaje claro, es acudir al centro de vacunación exterior o medicina tropical.

En la visita has de dar cierta información sobre tu viaje para recibir la correcta orientación por parte del profesional sanitario.

1.- Informar del tipo de viaje. Explicar si vas de mochiler@, viaje organizado, con niños…

2.- Informar la ruta o posible ruta, que ya sabemos que a los mochileros nos gusta improvisar.

3.- Antecedentes médicos. Comenta siempre si tienes alguna enfermedad, si tomas medicación de manera habitual.

En función de tu tipo de viaje y tu carnet de vacunación personal te asesorarán con la vacunación idónea para tu viaje.

Lo ideal es pedir cita con tiempo, para poder planificar mejor las sucesivas vacunas, si fueran necesarias más dosis.

Otro punto importante es un buen seguro médico. ¡Para mi es un punto obligatorio! Tengo muy claro que no me apetece que un traspié me arruine mi viaje.

Antes de contratar un seguro médico para tu viaje, revisa cualquier seguro que tengas. En ocasiones te llevas sorpresas agradables pues un seguro del hogar, el de la tarjeta de débito/crédito, si tienes un seguro privado de salud o incluso algunos seguros de decesos te pueden hacer ahorrar bastante dinero. ¡Cualquiera! Mira bien qué tienes cubierto realmente y qué te falta para complementarlo y así no pagar por duplicado innecesariamente.

Cuando te pongas a mirar seguros médicos tienes que tener en cuenta lo siguiente:

1.- Gastos médico- quirúrgicos, farmacéuticos, de hospitalización y ambulancia.
2.- Repatriación o transporte sanitario de heridos/enfermos.
3.- Repatriación o transporte de fallecidos.
4.- Desplazamiento de un acompañante en caso de hospitalización y su alojamiento.
5.- Regreso del asegurado por muerte, hospitalización grave de un familiar.
6.- Envío de medicamentos no existentes en el extranjero.

botiquin2

Mi botiquín

Además es importante incluir: pérdida de equipaje, gastos de primera necesidad por demora del equipaje, reemplazo de documentación por pérdida o robo, anulación tarjetas de crédito, anulación de viaje.
Creo que con esto tienes ya para empezar a buscar el seguro que más se adecúe a tu viaje y, recuerda, que un mal seguro no arruine el viaje de tu vida.

No pretendía hacer un post muy largo y denso, pero me falta hablar de algo también muy importante, el botiquín. Así que esta última parte la voy a resumir en un cuadro donde os pondré lo que yo llevo en mi botiquín. Bueno, puede que yo lleve alguna cosilla más ¡Vale! Yo llevo un hospital de campaña casi, casi. ¡Deformación profesional total! En mi defensa puedo decir que me ha tocado ejercer de “enfermera viajera” en más de una ocasión con algún compañero ocasional. Pero para tí, estas son mis recomendaciones:

HERIDAS Povidona yodada

Alcohol

Suero fisiológico

Agua oxigenada

DOLOR,

FIEBRE ,

INFECCIONES

Antiinflamatorios (Ibuprofeno,  Paracetamol o similares)

Antibiótico

MOLESTIAS

DIGESTIVAS

Protector gástrico  (Omeprazol, Ranitadina…)

Antidiarréico (yo suelo llevar Tiorfan en lugar de Fortasec)

PICADURAS

DE INSECTOS

Solución antimosquitos
QUEMADURAS

Y SOL

Crema para quemaduras (Silvederma o Flamacine)

Crema solar con factor elevado

MATERIAL Termómetro.

Tijeras y pinzas

Esparadrapo adhesivo

Vendas, gasas y apósitos 

A esto, obviamente, si tienes alguna enfermedad le has de añadir el tratamiento específico que tomes. Yo te diría que te evites dolores de cabeza y te lleves el tratamiento completo para toda tu estancia allá donde vayas.

 Y por hoy ya no te mareo más, espero haberte sacado de alguna duda en temas sanitarios y si te queda alguna ¡dime! Si desconozco la respuesta la buscaré y aprenderemos junt@s.

 ¡Hasta pronto y buenas rutas!