Escrito por: Beatriz Frontiñan.

Os presento una breve ruta por diversas localidades de la costa vasco-francesa.

Hondarribia

Aquí comienza la ruta en uno de los pueblos más bonitos del País Vasco (España). Esta localidad pesquera es un placer para los sentidos, especialmente para la vista y el estómago. Son visitas imprescindibles, el Casco Viejo, un lugar perfecto para perderse por sus estrechas callejuelas disfrutando de la arquitectura y el Barrio de la Marina, una zona de casas de estilo vasco con coloridos balcones, repleta de animación con una gran concentración de bares y restaurantes, especialmente alrededor de las calles San Pedro y Santiago.

Entrada al Casco Histórico de Hondarribia

Casco Histórico de Hondarribia

Coloridas casas del Barrio de la Marina en Hondarribia

Barrio de la Marina. Hondarribia

En sus alrededores hay rutas de senderismo con maravillas como el monte Jaizkibel.

Monte Jaizkibel al fondo en Hondarribia

Monte Jaizkibel

Aunque se puede recorrer andando, en verano dispone de un servicio de alquiler de bicicletas. Se puede acceder a Hondarribia en coche, autobús o barco. La empresa Ekialdebus comunica la localidad con los pueblos cercanos. No tiene estación de tren.

A continuación nuestra escapada se adentra en el País Vasco francés, plagado de pequeños pueblos con encanto.

Hendaya

Es un famoso destino de veraneo, con una costa de gran belleza. En la Parte Vieja destaca la Plaza de la República, un lugar tranquilo, perfecto para tomar algo en las terrazas, suele tener mucho movimiento los miércoles por la mañana, cuando se celebra el mercado semanal.

Una de sus principales atracciones es la playa Ondarraitz, al final se encuentran “las rocas gemelas”. En la punta este de la playa está el Camino de la Bahía, un sendero paralelo al agua, desde él que se puede disfrutar de unas bonitas vistas de la Bahía de Txingudi y de Hondarribia.

Atardecer surfero en Hendaya con las rocas gemelas de fondo

Rocas Gemelas. Fuente:Flickr. Autor: Bidari. Licencia Creative Commons.

La leyenda dice que un día Basajaun (el hombre de los bosques en la mitología vasca) estaba en las Peñas de Aia y desde allí intentó tirar una roca para destrozar Bayona. Sin embargo, se tropezó y la roca se le escapó, cayendo junto a la playa de Hendaya rompiéndose en dos.

En las afueras de Hendaya se puede visitar el precioso Castillo Abbadia, durante las visitas guiadas está cerrado, por lo tanto es necesario consultar los horarios de apertura. Alrededor se encuentra el Parque Natural Domaine d’ Abbadia, la entrada es gratuita y está abierto todo el año. Tiene varios senderos que ofrecen unas vistas maravillosas del mar, de las “rocas gemelas” y de las formaciones rocosas conocidas como flysch. Además, el aparcamiento dispone de paneles informativos, de un mapa de los senderos cercanos y a lo largo del camino hay un par de caseríos rehabilitados como puntos de información.

Castillo de la Abadia en Hendaya (Francia)

Chateau d’ Abbadie. Fuente: Flickr. Autor: Thierry Llansades. Licencia Creative Commons.

Cómo llegar y moverse

Aunque se puede disfrutar caminando, tiene un servicio diario de autobús gratuito alrededor del pueblo, llamado Uribil. Se puede llegar a Hendaya en coche, tren o barco. No tiene una estación de autobuses pero existen varias compañías (ATCRB, transports64) que ofrecen el servicio de transporte por otras localidades cercanas como San Juan de Luz, Biarritz o Bayona.

San Juan de Luz

Centro de San Juan de Luz

Centro de San Juan de Luz

Se trata de una localidad única que combina la arquitectura tradicional vasca, con mansiones señoriales de influencia francesa. Es un tranquilo pueblo costero, un popular destino de vacaciones famoso por las propiedades terapéuticas de sus baños de mar, los deportes acuáticos y además forma parte del camino de Santiago del litoral o del norte.

Al llegar nos encontramos con el mercado, desde allí nos dirigiremos a los principales lugares de la localidad como la Plaza Real hoy convertida en la Plaza Luis XIV; la Casa Lohobiague o de Luis XIV; la Casa de la Infanta o Joanoenia y la iglesia de San Juan Bautista.

Si queremos callejear, podemos dar una vuelta por la animada calle Gambetta, continuar por la calle de la república y desde allí dirigirnos al paseo marítimo para disfrutar de unas preciosas vistas  de la playa, el faro y los puertos. Los medios de transporte para ir a San Juan de Luz son el coche, el autobús o el tren.

Dia nublado en el puerto de San Juan de Luz

Puerto de San Juan de Luz

Biarritz

Está situada en la costa vasca entre el mar y la montaña y es una de las localidades más elegantes de Francia. En ella destacan sus olas, sus balnearios y sus playas de fina arena con gran cantidad de algas marinas que poseen efectos beneficiosos para el cuerpo.

Qué ver

Hôtel du Palais

Es el palacio que construyó la emperatriz Eugenia de Montijo como residencia de verano.

Puerto de los Pescadores

En la actualidad, además de un pequeño puerto hay un montón de restaurantes en lo que fueron las casas de los pescadores. Si quieres comer pescado fresco o marisco, este es el lugar perfecto para hacerlo.

Roca de la Virgen

La Roca de la Virgen está conectada con la tierra a través de un puente que cruza sobre el agua y atraviesa la roca. Desde el final del puente, se puede disfrutar de una de las mejores vistas de Biarritz.

Cuenta la leyenda, que había una vez un barco que cuando regresaba al muelle estalló una tormenta enorme, impidiendo el regreso del barco al puerto. De repente, apareció un rayo de luz que mostró un camino seguro a los pescadores hasta tierra firme. Después del milagro, los pescadores decidieron erigir una estatua de la virgen en la roca.

Atardecer en la Roca de la Virgen en Biarritz (Francia)

Roca de la Virgen. Fuente:Flickr. Autor: Bruno. Licencia Creative Commons.

Museo del Mar Aquarium

Está ubicado en los acantilados junto a la Roca de la Virgen y guía a los visitantes a través de la flora y la fauna de los océanos del mundo.

Puerto Viejo & Calle del Puerto Viejo

El Puerto Viejo es un lugar perfecto para empezar o terminar un paseo por la ciudad. Una calle muy animada, llena de tiendas, bares y restaurantes es la del Puerto Viejo.

Faro

Se encuentra en la cima de una colina, desde allí, las vistas de Biarritz y de la costa francesa son espectaculares. El mejor momento para visitarlo es el final del día, para contemplar un precioso atardecer. Está abierto al público, tiene 74 metros de altura y para llegar arriba hay que subir 248 escalones.

Panoramica en blanco y negro de Biarritz con el faro al fondo

Faro de Biarritz. Fuente: Flickr. Autor: Bruno. Licencia Creative Commons.

Cómo llegar y moverse

Puedes moverte por la ciudad a pie o con el servicio de autobuses Chronoplus. Se puede llegar a esta localidad en coche, autobús o tren. Las compañías de autobús ATCRB Y Chronoplus tienen conexiones diarias con Bayona, Anglet y otras localidades cercanas mientras que con España estos servicios son ofrecidos por las empresas PESA y Conda. La estación de tren situada a las afueras de la ciudad está conectada con el centro mediante el servicio de autobús Chronoplus.

Bayona

Es una ciudad tranquila y pintoresca, los principales barrios (Grand y Petit Bayonne) se encuentran a orillas del río Nive y destacan por sus coloridos edificios decorados con una hermosa mezcla de arquitectura vasca y francesa. Ambas orillas están llenas de bares y restaurantes, convirtiéndose en un lugar perfecto para tomar algo y disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Panoramica de las orillas en Bayona (Francia)

Bayona. Fuente: Flickr. Autor: Thierry Llansades. Licencia Creative Commons.

Qué ver

Grand Bayonne

Es el barrio más comercial de la ciudad y su corazón histórico. Aquí encontrarás la impresionante catedral gótica de Santa María, la cual domina el panorama de la ciudad.  En sus alrededores se encuentra el Château-Vieux (castillo viejo) y  finalmente, a orillas del río Nive se encuentra el mercado cubierto “Les Halles”, un  lugar perfecto para descubrir los productos locales como el pastel vasco.

Catedral de Santa María en Bayona (Francia)

Catedral Santa María. Fuente: Flickr. Autor: Eoghan O’ Lionnain. Licencia Creative Commons.

Petit Bayonne

Aparte de pasear por sus calles y disfrutar de su arquitectura, en este barrio se puede visitar el Museo Vasco que contiene una importante colección de la historia vasca y francesa de la región así como contemplar en su punto más alto el Château-Neuf (castillo nuevo).

Saint-Esprit

Desde Petit Bayonne se puede cruzar el río Adur utilizando el puente Saint-Esprit desde donde se obtienen las mejores vistas de la ciudadela. Este barrio fue ocupado mayoritariamente por judíos que escapaban de la Inquisición española, estos introdujeron el chocolate primero en Bayona para extenderlo posteriormente al resto de Francia. Hoy en día todavía quedan muchos chocolateros en la ciudad, como L’Atelier du Chocolat, con un taller que puede ser visitado a las afueras de Saint-Esprit.

Cómo llegar y moverse

Aunque todos los lugares de interés se pueden visitar caminando, existen varias líneas de autobús de la empresa STAB. Los medios de transporte para llegar a esta localidad son: el avión, el aeropuerto de Biarritz está a siete kilómetros y se conecta con Bayona mediante el autobús (Chronoplus línea C); el coche; el autobús, las empresas ATCRB y Chronoplus ofrecen múltiples conexiones diarias a Biarritz, Anglet así como a otras localidades cercanas y el tren, la estación se encuentra en el barrio de Saint-Esprit y dispone de servicios regionales a lo largo de la costa vasco-francesa.

Otras excursiones muy recomendables por la zona son los pueblos de Espelette o Saint- Jean- Pied- de Port (San Juan Pie de Puerto) y la región de las landas.

Y tú, ¿quieres ser también nuestra amiga nómada? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!