…[for those who come to san Francisco


summertime will be a love-in there


in the streets of san Francisco


gentle people with flowers in their hair


all across the nation 


such a strange vibration


people in motion


there’s a whole generation


with a new explanation


people in motion, people in motion]…

Para aquellos que vienen a San Francisco
El verano es el momento del amor
En las calles de San Francisco
Gente amable con flores en su cabello
A través de toda la nación
Es una extraña vibración
Gente en movimiento
Hay toda una generación
Con una nueva explicación
Gente en movimiento, gente en movimiento…

 

Así decía Scott McKenzie en aquella canción convertida en himno hippie allá por el año 1967. Y es que San Francisco es conocida como la más bohemia de las ciudades norteamericanas. Mucho de aquel moviendo hippie queda latente en su ambiente. Y no solo por el misterio de sus calles o por el inimitable barrio Haight Ashbury, si no porque muchos de sus hippies quedan aún vagando por ellas, a modo de fantasmas de lo que un día fue el movimiento del “Peace and Love” que es la abreviatura del “paz, amor, sexo, drogas y, si quieres, también rock & roll”.
Y es que, desgraciadamente, los resquicios del ayer son ahora el gran problema de San Francisco, donde las calles son el hogar de numerosas personas que pasan sus días vagando sin rumbo o simplemente acurrucados contra un edificio esperando que pase el día.

Estuve poco tiempo en esta ciudad, por eso este post no va de qué ver o hacer, si no de lo que encontré importante una vez allí.

 

  • DÓNDE ALOJARSE

Lo principal es alojarse en zonas de buena conexión de transporte público. Por ejemplo, la famosa zona de Union Square es la más demandada y popular. Por la conexión de transporte público y la cercanía a la estación de BART que tiene acceso directo con el aeropuerto. La calle Market con la calle Powell es la perfección de práctica. Tiene tiendas, ambiente, supermercados y sobre todo, una variedad de conexiones para moverte por toda la gran ciudad. Puedes acceder al autobús, tranvía y metro casi sin moverte del sitio. Cerca a pie de China Town, con la particularidad que es la comunidad china más grande fuera de Asia y el barrio chino más antiguo de América.

IMG_9732

China Town

Otro lugar recomendado es Fishermans Warf, el muelle, que abarca hasta el pier 45. El más famoso de todos los muelles, es el 39, donde se pasa un divertido día: hay tiendas de todo tipo, restaurantes, espectáculos gratuitos al aire libre y museos de varios tipos… No dejes de probar el marisco fresco o un delicioso cóctel de cangrejo en uno de sus puestos callejeros. Para cuando has dejado de pasear y has llegado al final del muelle te encuentras con un curioso espectáculo, los leones marinos, retozando, tomando el sol, y emitiendo sonidos de enfado cada vez que les molestan. Un rato divertido y oloroso que agolpa a multitud de curiosos.

IMG_9718

Leones marinos

Además, cuenta también con buenas conexiones de transporte y el largo paseo por el Golden Gate Premonade, andando o en bici, por la bahía hasta el Golden Gate. Viendo East Beach, una popular y bonita playa con impresionantes vistas al Golden Gate, a Angel Island o a Alcatraz.

Hablando de zonas, Tenderloin es de las menos demandadas. Está en el centro de la ciudad y sí o sí, en algún momento pasarás por ahí. Un lugar que intenta volver a seducir al visitante a ritmo humilde y austero. Lo cierto es que este ambiente lo encuentras por toda la ciudad, y es que no te haces una idea de la cantidad de gente sin hogar que puede haber hasta que llegas allí. Habituarte es fácil ya que, al menos yo y la gente que conozco que ha estado allí, no ha tenido ningún percance desagradable digno de mención. Por tanto, no deseches esta opción porque puede ser algo mas económico que dos manzanas mas allá.

 

  • TRANSPORTE PÚBLICO

Debes de saber que tienes que acceder a los autobuses con el dinero exacto, ya que estas máquinas situadas al lado del conductor no proporciona cambio y el conductor tampoco. Son 2,25 dolares. Una vez pagas te dan un tíquet con unos números bajo, estos indican la hora hasta la que puedes usar dicho tíquet las veces que quieras solo con mostrarlo al subir.  Lo puedes usar en el bus y en el metro. Son 4 horas de uso. Consérvalo bien ya que es un papel un poco endeble.

El cable car es otra cosa.

IMG_9593

Tranvía

Al menos un paseo sí has de dar en este mítico transporte tan popular gracias a anuncios allí rodados o películas. El viaje de ida cuesta la friolera de 7 dólares y el billete para todo el día 10. El dato: las estaciones principales que son principio o fin de la línea presentan siempre una cantidad enorme de turistas esperando el turno a subir, y hacer cola en San francisco no es gusto de nadie con el frío constante que hace allí. Así que te recomiendo que andes un poco hasta la siguiente parada que estará ubicada a menos de 100 metros ya que el maquinista deja subir al 80% de la gente que hay en las estaciones principales reservando sitios para las siguientes estaciones. Entre ellos uno de los mejores sitios, las barras laterales, desde donde viajar descolgado siendo más divertido y con mejores vistas para grabar o hacer fotos. Las paradas se realizan con un mecanismo antiguo que es un cable situado a los lados del vehículo y que debes tirar de él para solicitar la parada.
En las estaciones BART tienes multitud de información de transbordos en varios idiomas. Puedes sacarte la San Francisco Pass que tiene transporte ilimitado durante 7 días y entrada a algunas atracciones, su precio es de 69 dólares. Consulta antes las condiciones porque, dependiendo de tu tipo de viaje, puede que no llegue a ser rentable.

 

  • PARKING

Si San Francisco es una ciudad de paso en tu itinerario turístico, como si es el principio o fin de él, te recomiendo que si estás usando un coche de alquiler lo dejes de lado y me refiero más bien que estudies la posibilidad de devolverlo por unos días o alquilarlo más tarde. Y es que los parking públicos que vi son desorbitadamente caros. Algunos tienen acuerdos con hoteles y puede salir algo más económicos, pero en general eran carísimos. No tengo muchos datos, pero rondan los 40 dólares/dá y de ahi para arriba. Y eso siempre sin sus correspondientes tasas. Que siempre son un descoloque en el precio final.

En la calle, en general no puedes aparcar, o porque son zonas reservadas o porque son zonas donde puedes aparcar por tiempo limitado. Y en su mayoría de pago, una especie de zona azul.

Hay varios (pocos) alojamientos que cuentan con parking gratuito, pero no siempre tienen sitio disponible en el parking.

 

  • VISITAS

La visita mas solicitada es la de Alcatraz y por ello tienes que comprar con anterioridad. No llegas y compras para cuando quieres, si no para cuando queda libre. Suele haber sitio de un día para otro, pero con bastantes limitaciones de horario. La compra se realiza a través de las taquillas situadas en el Pier 33 o a través de internet en su página oficial. Mucho ojo porque hay multitud de páginas de tours pero la entrada oficial que incluye el barco de ida y vuelta y la audio guía en el idioma que quieras cuesta la entrada para adulto 33 dólares. Si miras en una página de internet que no es, vas a pagar un precio mucho más elevado.

 

IMG_9931

Alcatraz

Puedes tardar unas 2,5 horas, ya que la visita se realiza por cuenta propia y al ritmo que tú elijas. A la llegada a la isla, encuentras un horario de retorno de los ferries y escoger el que mejor te convenga. Al no ser de plazas reservadas, es posible que el ferry se llene y tengas que coger el siguiente.

Haight Ashbury es otro barrio que no debes perderte, si tienes pensado visitar el Golden Gate Park, debes hacer una visita a este barrio tan característico, donde todo está orientado a la moda hippie.

IMG_9826

Tienda de Haight Ashbury

Tiendas coloridas y famosas heladerías con slogan divertidos. Si tu visita está siendo por la tarde, no dudes en seguir un poco más allá tu camino, hasta Twin Peaks desde donde poder observar de los mejores atardeceres y vistas de la ciudad debido a su posición privilegiada en lo más alto de la ciudad.

 

 

 

 

  • ÚTILES VARIOS

San Francisco es una ciudad enorme. Puedes andar millas y millas y acabar rendida en cuestión de horas. Además, su característica fisonomía de empinadas calles la hace especial y a su vez agotadora. Por tanto, y con el sentido común de cualquier viaje, lleva calzado cómodo. Pero en un sitio así, este consejo cobra más fuerza. No puedes disfrutar la ciudad si vas incómoda porque tus pies son el 50% del éxito del día. Donde ver y disfrutar o donde parar en cada esquina y rechazar subir por preciosas calles porque no has tenido en cuenta este dato.

Por otro lado, esta ciudad es fría. Viajando en abril la sensación térmica era muy baja, y el aire terminaba de incrustarse en el, ya de por si, frío ambiente. Leyendo foros, comentan que hasta en verano se da esta situación. Aunque también debes pensar que después de subir ciertas calles, como cuando visitas Lombard o cuando recorres toda la costa en busca del Golden Gate, no siempre vas a tener frío y la ropa si no es cómoda o si no llevas una mochila, te molestará y pesará.
Los recorridos en bici son muy habituales y esas cuando te acerca a la zona del Golden Gate. Por allí puedes comparar precios en varias tiendas de este tipo y ver cuantas horas necesitas la bici. Es muy habitual cruzar el Golden y llegar hasta Sausalito, a la otra parte del puente. De allí tomar el ferry que te deje en Fishermans y retornar al punto donde alquilaste la bici para devolverla. Como poco aquí son 3 horas y es un tour muy recomendable.

San Francisco es diferente, bohemia, vibrante, ecléctica… Una ciudad para vivirla y disfrutarla con ganas y entusiasmo. Si has estado allí, comparte tu experiencia.