Escrito por: Oihane Ugalde.

El itinerario propuesto ofrece un fácil recorrido. Podemos ir calentando las piernas al inicio de la marcha, esas piernas que tantas veces nos han llevado a recorrer lugares tan especiales que quedan grabados a fuego en nuestra mente. En esta ruta hay que destacar varios puntos, Santa Pau, el Castillo de Fornils y para los que les gusta la aventura como a mi, la Cueva de Salvi y la Fuente del Goleró. Su tránsito en sí no comporta casi ninguna dificultad, es un itinerario para todos los públicos ,pero como toda travesía requiere una cierta forma física y un esfuerzo. En ciertos momentos el sendero se estrecha e iremos caminando bastante cerca del vacío, no da sensación de peligro, aunque para aquellas personas que no estén un poco acostumbrada a caminar por estos terrenos, puede dar sensación de vértigo. Esta ruta la hice con mis fieles compañeros de montaña, mi padre y mi perro.

far1

 

FICHA

Lugar geográfico: La Selva.               Salida desde: Sant Martí Sacalm.

Distancia: 14,70 km.                            Recorrido: Circular.

Tipo de terreno: Pistas y senderos.  Dificultad: Moderada.

Tiempo total del recorrido: 6h 20min.

Altura máxima: 1.123 mts.

ElFarPerfil

Perfil del track -El Far-

Mapa track -El Far-

Mapa track -El Far-

Te propongo empezar a caminar desde Sant Martí Sacalm, para ello debemos llegar hasta Amer. Allí sube una carretera asfaltada que en 9 kilómetros nos deja a los pies de esta montaña, El Far. Normalmente se suele dejar el coche al lado de una pequeña iglesia ,pero si disponemos de vehículo 4×4 podemos avanzar unos 500 mts más por pista de tierra. Si elegimos esa opción, deberemos pasar por una puerta, la cerraremos una vez atravesada.

Empecemos a caminar…

El Castell de Fornils, no entra en la ruta señalizada, es una visita opcional. Este castillo está casi en su totalidad en ruinas, pero como toda curiosidad, también es interesante.

Salimos de nuestro vehículo y nos dirigimos a buscar la pista ancha en dirección Noroeste. Encontraremos una bifurcación con un cartel que nombra a este castillo. Iremos bajando orientación Suroeste hasta cruzar un riachuelillo, el de Santa Pau. Un poco más adelante, nos encontraremos con una ermita de piedra que lleva el mismo nombre. Desde allí podemos apreciar unas imponentes vistas, si el día lo permite, de toda la cima del Far. Seguimos por la pista y en unos 100 mts descendentes, a mano izquierda, tiene que salir un senderillo escondido entre ramas y sin señalizar que nos llevará en 10 minutos, directamente hasta el castillo en ruinas. Una vez visitado tendremos que deshacer el mismo camino para ir a buscar de nuevo la pista, la cruzaremos y caminaremos en sentido Norte, primero por pista y después por sendero pequeño. Nos quedará a la vista una casa, Mas Roure, no debemos llegar a ella así que tendremos que dejar el sendero y pasar por donde mejor creamos, siguiendo trazos de ganado, hasta llegar a la pista que veremos señalizada con pinturas azules.

En el caso que no queramos ir a ver el castillo, en la primera bifurcación que mencionamos al principio, simplemente seguiremos la pista ancha señalizada con viejas pinturas azules, estas nos llevarán a una masía llamada Puig Galí.

Caminaremos por un amplio prado rodeando un bosque, este tiene que quedarnos a mano derecha, hasta una señal de “prohibido transitar con motos”. Desde ahí realmente empieza el ascenso al Pla de l’Om. Penetraremos por un bosque de encinas muy bonito e iremos subiendo por un sendero zigzagueante. Llegaremos a un punto, que si todavía está en pie, nos cruzaremos con una curiosa pequeña construcción de plástico y madera, la nombro más que nada, porque si queremos ir a ver la Cueva de Salvi es un punto de referencia a tener en cuenta, todavía queda una cierta distancia pero tendremos que ir fijándonos mucho para ver las marcas. El camino por el que iremos ahora será más de piedra. Las señales para bajar a la cueva son varias, las más claras posiblemente sean dos fitas (montaña de piedras) que nos marcarán el principio del camino, casi inapreciable.

Fitas de bajada a la cueva

Fitas de bajada a la cueva

También hay un escrito en piedra que pone “cueva” y un dibujo de un “aspa” (si todavía siguen ahí y no se han borrado). Encontraremos diferentes fitas hasta la entrada de la cueva, nosotros estuvimos bastante rato buscándola, caminando para adelante y para atrás, así que paciencia amigos… Sinceramente, ¡valió mucho la pena! Cuando entras tiene una cierta magia, es un espectáculo de lucecitas brillantes. Si antes de encontrar las fitas nos topamos con una puerta metálica es que nos hemos pasado. 

Una vez vista la cueva volveremos al sendero en el que estábamos, seguiremos caminando hasta llegar a la puerta de hierro. ¡Cerrar la puerta una vez atravesada! En pocos metros llegaremos al Pla de l’Om, posiblemente tendremos la grata compañía de vacas, ser respetuosos, ellas están en su casa.

Seguimos orientación Sureste por terreno de ganado para ir a buscar una puerta que nos permitirá salir del recinto, saldremos de este vallado para entrar en otro. Tenemos que seguir el hilo de hierro que nos llevará a otro paso, finalmente, si giramos unos pocos grados en sentido Suroeste llegaremos al punto que sube y baja de Cabrafiga. Aquí ya empezaremos a encontrar señales de pintura, antiguamente blancas, ahora creo que son negras pero no me hagáis mucho caso porque con el tiempo siempre hay marcas nuevas. A partir de aquí hay que vigilar un poco más, sólo un poquito, ya que iremos caminando por un sendero bastante estrecho y cerca del precipicio. Las vistas y la sensación son indescriptibles para la “gente que nos gusta el peligro” aunque realmente se hace sin ningún problema.

img-20161122-wa0025

Iremos siguiendo el sendero y las marcas hasta llegar a otra puerta, la cruzamos y ya si que sin ninguna otra dificultad ni pérdida, llegaremos al aparcamiento del Santuari del Far.

Alrededor de todo el santuario hay diferentes miradores impresionantes en los cuales pasar un buen rato sacando fotos, disfrutando y situando los diferentes pueblos que desde allí arriba se ven de toda la provincia de Girona. Os recomiendo que si el tiempo lo permite os quedéis un buen rato.

img-20161122-wa0022

Y una vez estés arriba, tan sólo ¡DISFRUTA!

Para volver al coche tendremos que ir a buscar las señales del camino marcado como PR, en pocos metros nos dejará en asfalto. Antes de llegar a Santa Anna, ya veremos que el camino deja el asfalto y gira en sentido Noreste bajando por Sant Martí, un camino muy bonito y sin problemas, con cierta pendiente de desnivel, pero sin más complicación. Así, siguiendo las marcas del PR blancas y amarillas llegaremos de nuevo a nuestro coche.

Todos somos amantes de la montaña y de la naturaleza, nos gusta encontrarnos las cosas limpias así que por favor, los restos de basura que nos llevemos a la montaña debemos guardarlos en nuestras mochilas hasta que encontremos el sitio para tirarlos. Eso deberíamos aplicárnoslo en cualquier viaje y lugar.

De la montaña no deberías llevarte nada más que los recuerdos y las fotografías y no dejar nada más que tus huellas al pasar.

¡Nos vemos en  nuestras próximas aventuras!

Y tú, ¿quieres ser también nuestra amiga nómada? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!