Viajar sin plástico parece que se ha convertido en una moda más en estos últimos tiempos, yo prefiero pensar que poco a poco el ser humano ha empezado a pensar en todo lo que anda hacienda mal y estamos empezando a rectificar. La verdad, es que más allá de ser una moda o no, tenemos que hacer algo con el uso indiscriminado de plástico. Personalmente, cualquier excusa me parece maravillosa si se trata de salvar el planeta y sus habitantes, porque querida: ¡Nos lo estamos cargando!

Por desgracia, todas hemos visto todo tipo de material por las diferentes RRSS donde mueren, por nuestro uso descontrolado de plástico y otros materiales, miles de animales, sobretodo en el mar.

Si por casualidad no sabes de lo que te hablo… ¡Aquí tienes una muestra!

Obviamente ellos no usan plástico en su día a día, no lo han puesto ahí, sin embargo viven en ese mar de plástico que no han escogido. Todas las personas, de alguna manera, somos responsables de poner toda esa mierda ahí, responsables del cambio que sufren nuestros mares, nuestro planeta y responsables de ponerle freno a este uso o seguir igual.

Os quería explicar detalladamente el problema del plástico, pero buscando información encontré el blog de Khristina (La vida uve) donde hace una entrevista muy interesante a Alicia. Te dejo aquí el link para que lo leas y así entiendas bien de lo que te hablo.

Hace ya muchos años que empecé a reducir residuos, sobretodo plástico, tanto en casa como viajando. Así que esta vez en lugar de explicarte alguno de mis últimos viajes, me he propuesto demostrarte que viajar sin plástico es posible y vivir también, o al menos reducirlo al máximo. Es cierto que las tiendas están llenas de envoltorios de plástico, pero tú decides qué compras, nadie más. 

Si eres de los que el planeta le importa bien poco y sólo piensas en si te será rentable o no, dejame decirte que a la larga te ahorras un dinerillo. ¡Es muy sencillo! Tan sólo suma cuantas botellas de agua usas (en ruta o en tu vida diaria) y múltiplica por su coste y verás que, tan sólo esta pequeña acción a ti ya te supone un ahorro considerable, así que imagínate al planeta. ¡No hay excusas!

En mi caso, yo no he ido adquiriendo mi “kit sin plástico” en un solo día. Como cualquiera que empieza en algo, fuí haciendo cambios de manera paulatina, a medida que se acababan ciertos productos en casa los iba sustituyendo por otros afines a mi filosofía, a mis necesidades no sólo de viaje, sino también en mi día a día.

No me enrollo más y os paso a explicar mi experiencia después de unos cuantos años de puesta en práctica.

NECESER PERSONAL

  • Jabón, champú sólidos: los uso en pastilla desde hace mucho tiempo, los meto en una latita de metal y listo. Los míos son de la marca Lush, pero hay muchas marcas más tanto en tienda física como en webs.
Champú y jabón sólido

Champú y jabón sólido

  • Acondicionador: probé en sólido, no uso uno específico. Lo que utilizo te lo explico un poquito más abajo.
  • Desodorante: He estado durante años usando mineral de alumbre. Lo compré en Tailandia en un mercado, iba el trozo de mineral tal cual, sin envoltorio alguno, todavía me queda y lo alterno con uno que me compré sin envase, pero este me irrita un poco. Decidí hacerme el mío e ir probando, tienes mí receta aquí.
  • Crema solar: Hace 2 años descubrí en una tienda física un bloque FS 30 y es el que ando usando desde entonces. Pero ando investigando para hacer el mío propio, todavía sigo investigando, sí lo consigo os aviso.
  • Cepillo de dientes: usaba el típico cepillo de plástico  plegable hasta que a finales del año pasado tocó cambiarlo y decidí hacerlo por uno de bambú.
  • Pasta de dientes: decidí cambiar porque a parte del plástico del tubo, que en teoría es más fácil de reciclar, varias contienen microplásticos que pasan por los diferentes filtros y acaban en el mar. Hace tiempo que uso unos polvos dentales que me encantan, pero vienen en envase de plástico (por muy reciclado que este sea, no deja de ser plástico) así que empecé a hacer mi pasta dental, mi receta la tienes aquí. Sin embargo, si no te apetece hacértela tu misma, existen varias alternativas naturales y en envase de cristal tanto en web como en algunas tiendas físicas.
  • Aceite de coco: lo descubrí en la India y al año siguiente compré en Tailandia mí primer envase. Desde entonces, allá por el 2011 es un básico imprescindible en mi día a díaw. ¡Tiene mil usos! Es mi crema facial y corporal, acondicionador para el pelo y desmaquillante.

  • Esponja Konjak: Antes usaba una esponjita pequeñita para lavarme la cara y desmaquillarme, pero se rompió y tocaba renovar. Descubrí esta esponja de origen natural, hace unos meses y ando encantada. Cuando está seca es dura y al mojarla se vuelve blandita y fácil de usar. Las venden por internet y en algunas tiendas físicas de productos de maquillaje.
Mi neceser

Mi neceser

NOTA: Sobre el tema del maquillaje he de decir que no me suelo maquillar y como mucho me pinto labios y ojos, no suelo usar maquillaje en cara. Ignoro si mi técnica de desmaquillaje con aceite de coco y esponja es útil si usas otros productos de maquillaje de manera más profesional. 

HIGIENE ÍNTIMA

  • Copa menstrual: al principio tuvimos una relación tormentosa jajaja nadie dijo que los inicios iban a ser fáciles. Pero bueno… con el tiempo le dí una segunda oportunidad hasta que nos hemos hecho íntimas y nuestra relación va viento en popa.
  • Compresas y salva slips de tela o algodón orgánico: he de reconocer que no las he probado. Pero pienso poner solución a eso en breve. Pensaba comprar, pero me he apuntado a un curso para confeccionar las mías, así que en cuanto las pruebe actualizo y os cuento.
Higiene íntima

Higiene íntima

VARIOS

  • Cubiertos + palillos: hace años compré una cuchara/cuchillo/tenedor todo en uno en la Librería Altaïr de Barcelona. Ha ido conmigo en varios viajes y me ha sido útil a la hora de comer de picnic o en puestos callejeros, pero tenía un problema con los palillos… ¡Viajar por Asia es lo que tiene! Hace un par de años viajando por  Malasia encontré mi solución: compré un pequeño kit con cubiertos y palillos desmontables de acero inoxidable. Son tamaño infantil, pero a mí me van genial.
Cucharita imprescindible para el verano

Cucharita imprescindible para el verano

  • Botella de agua: ¡he usado de todo! Termos, botellas de plástico sin PVC, de acero inoxidable y también he reciclado durante días la típica botella que compras en una estación, aeropuerto, tienda local… Actualmente uso una de acero inoxidable y ando bastante contenta con ella, tiene un pequeño filtro que va genial si quieres hacerte infusiones. 
  • Enrollable bocata + bolsita fruta: este invento es genial para envolver el bocadillo en el día a día y para cuando viajas. Tengo también la bolsita porque hay días que llevo fruta al trabajo o de excursión. Los uso desde hace tiempo, son lavables y bastante resistentes. 
Enrollable, bolsita y botella

Enrollable, bolsita y botella

  • Pajita metálica o de bambú:  las puedes encontrar en varias webs. Hay de varios tipos, de acero inoxidable o de bambú y dentro de las de acero inoxidable rectas o con un poquito de flexión.
Utensilios de menaje reutilizables

Utensilios de menaje reutilizables

  •  Bolsa de tela: un básico y un imprescindible tanto cuando viajo como en mi día a día. ¡Sirven para todo!
Bolsitas de tela

Bolsitas de tela

Y hasta aquí mis productos, os dejo con algunos links que me parecen sumamente interesantes y alguna web para comprar online y así iniciar vuestra andadura “sin plástico”.

Carla y Jessica están detrás de Reinas y repollos y también de Rebellun store una tienda online donde encontrar varios productos para tu nueva vida sin plástico. Mis pajitas, peine de madera y unas bolsas para la compra son de aquí y ando encantada. Si te interesa el tema zero waste y no sabes por donde empezar te dejo su “guía para novatos“.

Vegala, a parte de tener tienda física en Barcelona tiene también tienda online y un amplio abanico de cosmética sostenible.

Existen muchas tiendas online, tanto de jabones artesanos como de material, te dejo un par de ellas  como Sin plástico o Usar y Reusar.

Como ves el camino no es nada difícil, así que no te quedes de brazos cruzados y ponte en marcha.

¡Te espero en comentarios!

Buenas Rutas.