Escrito por: Rosa Chapinal.

La sociedad vasca ha sido capaz de mezclar exitosamente su cultura tradicional con una nueva visión para el futuro.

62dad6d1-177e-4c77-9035-3b05736f5104

1- ¡LA GRÚA ROJA!

Se cuenta que una bella mujer de Deusto (un barrio de Bilbao) cruzaba todos los días los astilleros para acudir a su trabajo. Era tan hermosa que los obreros cuando la veían pasar se subían a la grúa para dedicarle piropos.

El director de los astilleros, cansado del retraso que provocaba esta atractiva mujer cada día cuando pasaba, llegó a ofrecerle un coche que la trasladara desde su domicilio a su puesto de trabajo y así evitar distraer a sus obreros… pero ella lo rechazó.

El nombre de esta  hermosa dama era  “Carola”  y, en honor a ella, esta grúa roja se llama así. Está situada en el barrio de Olabeaga, frente a Zorrozaurre y, muy cerca del Palacio Euskalduna. Es el emblema del Museo Marítimo.

En 1994 fue comprada por la Diputación de Bizkaia al Ayuntamiento de Bilbao, por el simbólico precio de una peseta.

c1e78d5b-c194-46a6-9eaa-0d9e7c4f7089

2- ¡EL ERROR DE UN TELEGRAMA Y EL BACALAO!

En 1835 un comerciante vasco llamado Simón Gurtubay Zubero envió un telegrama a sus proveedores ingleses en el que les pedía “100 ó 120 bacaladas primera superior”. Sin embargo, el mensaje tenía una errata o fue interpretado equivocadamente como “Envíenme 1000120 bacaladas primera superior”.

Este error permitió a los bilbaínos alimentarse varios meses durante la guerra carlista y, al empresario ganar una gran fortuna, ya que eran con los único víveres que contaban.

La abundancia de bacaladas hizo disparar la imaginación de los ciudadanos, inventado numerosas formas de cocinar el bacalao.

Más adelante, su nieta Rosario de Silva y Gurtubay se casó con Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó  XVII duque de Alba, enlace del que fue fruto nuestra ya fallecida Cayetana (Duquesa de Alba).

2dcee67e-6ce4-4250-8455-4b7b3f8a2a54

3- ¡UN FUNICULAR EN BILBAO!

El funicular de Artxanda está considerado como el transporte más antiguo de esta villa. Su primer viaje tuvo lugar en 1915, se cumplen ahora 100 años.

En la actualidad tiene dos vagones que se cruzan en la mitad del recorrido, con capacidad para 70 personas. Se desliza durante tres minutos y medio por un desnivel de 226,3 mts.,   recorriendo una distancia de 770 mts.

Puede cogerse en la Plaza del Funicular (calle Castaños). Pasa con una frecuencia de 15 minutos y el precio del billete no llega a 1€. Sube hasta la cima del Monte Artxanda, lugar privilegiado donde podemos contemplar unas panorámicas del gran Bilbao.

Si por fin decides subir en el “funi” hasta el mirador, puedes contemplar “El Engranaje”,  pieza original del primer funicular en la primera década de 1900; y también una escultura metálica “ La Huella Dactilar “ creada por Juan José Novella, que se encuentra según se sale a la izquierda.

Una vez allí, puedes comer en alguno de los restaurantes cercanos y probar la reconocida cocina Vasca (bacalao a la vizcaína, bacalao al pil- pil, txipirones en su tinta, merluza en salsa verde, marmitako, kokotxas) y buenas carnes.

6ce5a04d-773a-49cf-bb2a-347e2a0a31a5

4- ¿KALIMOTXO? (CALIMOCHO, EN CASTELLANO)

En verano de 1972 en el puerto viejo de Algorta, una cuadrilla de  chicos y chicas compraron dos mil litros de vino a granel a un vinatero local para las fiestas. Este vino lo depositaron en una gran cuba de plástico.

El sábado 12 de agosto, primer día de fiestas, se fueron acercando los primeros adultos a tomarse un chiquito (pequeño vaso de vino tinto). Lo normal era beber un sorbo, pagar y marcharse, pero uno de ellos opinó que el vino estaba picado  y “que iban a envenenar a la gente”.

Entre estos chiquiteros había un médico que les tranquilizó explicando que el vino picado no era perjudicial para la salud, sólo desagradable al paladar.

Entonces se les ocurrió la idea de  mezclar el vino con algún refresco. Estos primeros chiquiteros actuaron como “conejillos de indias” y cataron las mezclas. Al final dictaminaron que la combinación con Coca-Cola daba el mejor resultado.

Después el problema fue dónde mezclar el vino y el refresco. Lo resolvieron instalando una vieja bañera en el local. El envasado lo arreglaron buscando botellas vacías por los bares y casas cercanas y limpiándolas en una fuente que tenían cerca.

El nombre del brebaje, euskerizado y un pelin modificado para darle empaque y sonoridad, le viene de la unión de los nombres o apodos de dos de los participantes en esa elaboración, Nacho Calimero. Cuando a media tarde apareció  “Calimero” apodo por su “singular belleza ”,  se inventó el nombre: ¡Kali-motxo!

(Agradecimiento a Oker de Guernika, que fue uno de los catadores en las pruebas de la elaboración).

d0effd8f-ccc9-4ef2-abbf-06da7e1e00dd

5- MERCADO DE LA RIBERA

Se trata del mayor mercado de abastos cubierto de Europa según el Libro Guinness. Con sus 10.000 m2  es de estilo art-deco. El edificio que  vemos hoy fue construido en 1929 por el arquitecto Pedro Ispizua. Se le consideraba muy moderno para su tiempo y está caracterizado por unas enormes y espectaculares vidrieras.

Próximo al mercado se encuentran los Arcos de la Ribera, en los que vale la pena mirar a los techos, donde hay unos frescos referidos al pasado histórico de la Villa. En la parte trasera del mercado podemos admirar el Puente de San Antón (Patrimonio Cultural del País Vasco). Es fácil llegar a esta zona del mercado, en metro, autobús, tranvía y también caminando.

24f70904-efe2-4220-bd40-fcc3a5aad5cd

6- ¿BÚNKER  SECRETO EN  BILBAO?

Tan escondido que la mayoría de los ciudadanos no saben dónde está. Se encuentra bajo los dos escalones que hay en la entrada principal del “Hotel Carlton“. Existe una parada de autobús cercana que nos traslada hasta el aeropuerto, por lo que esa acera es siempre transitada por gran número de turistas que seguro no lo saben.

Este búnker secreto era donde se reunía el Gobierno Vasco durante la Guerra Civil y fue descubierto en 1985.

En la actualidad, este salón se utiliza habitualmente para ofrecer los servicios de cocktail y coffee break.

Cerca del hotel, en la parte derecha,  y al comienzo de la calle Ercilla, una escultura recuerda a José Antonio Aguirre Lecube “primer lehendakari de la autonomía vasca” ataviado con sombrero y gabardina.

c8836f5d-d8a3-4c13-a532-de9208093b24

7- ¡LAS BALDOSAS Y EL SUELO DE BILBAO!

SI algo hace diferente a Bilbao es ”su suelo”.

Las baldosas  son una señas de identidad de la villa, aunque su origen no termina de estar muy claro. Se cree que se colocaron  por primera vez entre los años 30 y 40.

Sus primeros diseños fueron realizados por Eduardo Sáenz Venturini y,  en sus orígenes, se fabricaron con hormigón, arena gruesa y virutas de hierro.

Fueron necesarias cerca de 70 millones de piezas para cubrir todo Bilbao. Con el tiempo el modelo se exportó a numerosas ciudades de todo el mundo y también a otros continentes. Está en África (en la antigua colonia de Guinea Ecuatorial) y en Sudamérica (en Buenos Aires).

Estas rosetas tienen forma de flor, con surcos que sirven para desaguar las frecuentes lluvias. Se llegan a reponer por desgaste más 600.000 baldosas al año.

En los últimos tiempos, como son una seña de identidad de la ciudad, es posible ver el diseño en souvenir, joyas, ropas, tartas y bombones.

PicsArt_10-25-12.29.14

8-  PUPPY  (Cachorro en inglés)

Es el  cachorro de terrier que tiene la caseta más grande del mundo: el museo ”Guggenheim”, que está a sus espaldas.

La escultura cubierta de flores es del  artista Jeff Koons, tiene una altura de 13,8 metros y un peso aproximado de 15 toneladas.

Está dotada de un sistema de riego interno que se enciende todas las noches a las 22:30h durante hora y media. Su estructura metálica, soporta más de 40.000 plantas que  se sustituyen dos veces al año (en mayo y octubre). El cambio lo realizan veinte jardineros durante diez días.

¡QUE HAY MUCHOS MÁS SECRETOS ES EVIDENTE, Y QUE TODOS NO SE PUEDEN CONTAR EN ESTE POST TAMBIÉN!

  • Puente Colgante. Fue el primer puente transbordador construido en el mundo de estructura metálica y el único monumento del País Vasco declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
  • Teatro Arriaga. Debajo había un frontón donde jugaban a pelota a mano los obreros que terminaron de levantar el edificio.
  • Artecalle, Somera y Tendería. Estas tres calles estaban rodeadas por una muralla y por este recinto pasaban los peregrinos de camino a Santiago de Compostela. En la actualidad el “Casco Viejo” consta de 7 calles.
  • Mercado de Santo Tomás. Cada 21 de Diciembre se celebra este mercado rural en El Arenal y Plaza Nueva. Allí se exponen los productos tradicionales de los “baserris” (caseríos). Todo el mundo puede comprar o degustar estas delicias. Es habitual probar el talo con chorizo y el txakoli.
  • El “txikiteo” o “poteo” (pequeños vasos de vino, incluyendo el zurito). Es habitual practicarlo en cuadrillas y acompañarlo de innumerables “pintxos”.
  • “La Catedral”. Estadio de fútbol  donde juega el Athletic Club de Bilbao (San Mamés). Este equipo es  “un caso único en la historia del fútbol mundial”, porque siempre ha jugado con hombres de la tierra o formados en ella.
  • Semana Grande. En agosto la ciudad celebra sus fiestas, que se prolongan durante nueve días y otras tantas noches.
  • Pasteles de Bilbao. La carolina, pastel de arroz, bollo de mantequilla,  persiana,  pantxineta.

¡Comparte, alguien igual lo agradece!

Y tú, ¿quieres ser también nuestra amiga nómada? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!