Escrito por: Moni Vázquez.

Tengo 33 años y empecé a viajar sola desde niña. Viajar no siempre quiere decir salir de tu localidad y pasar una o varias noches fuera de casa. Viajar, para  mí, significa ir a una exposición sola, salir en bicicleta, ir a conciertos sin importar el qué dirán, tomar un café en la barra de un bar. Pasar tiempo haciendo todas estas cosas sola no significa que seas una persona introvertida, simplemente, disfrutas haciendo lo que te gusta sin tener la necesidad de coincidir con alguien para disfrutar de un rato en la playa, o de una película en el cine. Viajar es vivir una experiencia nueva, viajar es disfrutar del día a día.

“Os preguntaréis qué es eso de “alma nómada” “esencia  Miss Livingstone”. El querer salir de tu zona de confort, el descubrir otra cultura, otras costumbres, el sentir esa adrenalina cada vez que preparas tu maleta o mochila, eso mismo es tener “alma nómada”. Y cuando lo haces con “esencia Miss Livingstone”, significa que a todo eso le sumas tu parte altruista, tu parte más emocional, tu parte más esencial. Esa parte que vibra dentro de uno mismo”.

Me encanta hacer escapadas con mis amigos, reencontrarme con mi gente lejos del lugar que nos vio nacer, viajar con mi pareja, porque sí, tengo pareja, y planificamos viajes en común y también por separado. Porque somos de los que pensamos que para sumar tenemos que enriquecernos, y porque nos gusta tener cosas que contarnos, porque si lo vivimos todo juntos… ¿qué le puedo aportar que no haya vivido ya?

ANM3

Los viajes que hago sola los comparo a una montaña rusa: salgo serena, algo nerviosa, pero tranquila porque es mi elección el sentarme en esa cabina de sube y baja. A lo largo de mis viajes paso por diferentes estados emocionales, aprendo a identificarlos y a dejarlos estar. Tengo momentos en los que me llena una emoción de unidad en todo lo que veo, son momentos de relajación, de contemplación. Hay otros momentos de inseguridad, en los que tengo que agudizar la intuición y ser racional.

Dependiendo de dónde me encuentre, marco mi propia franja de seguridad, y siempre la cumplo. Puede parecer exagerado o no, pero es lo que hace que disfrute de los viajes y no me secuestren pensamientos de desconfianza en todo lo que veo.

El looping de la montaña rusa se lo lleva la gente que me encuentro por el camino, gente con la que comparto un saludo, una conversación, una  comida… Y sólo por eso merece la pena subir a esa gran montaña rusa, la más grande del mundo, y  que, además, no pertenece a ningún parque de atracciones, esa montaña rusa es La Vida.

ANM1

Y como soy una adicta a la montaña rusa, fundé Miss Livingstone, que es un proyecto/comunidad para mujeres viajeras en el que la protagonista es la persona. Entrando en nuestra comunidad podrás conocer diferentes destinos. Gracias a una hoja de ruta que te dará la Miss Livingstone de la localidad que visites, descubrirás como mujer Miss Living que serás, esa otra parte que sólo los lugareños conocen. Te darán las señas para que llegues a esa tasquita dónde saborear comida casera a buen precio, o esos rincones para escapar del bullicio…

ANM4

También puedes ser la Miss Livingstone de tu ciudad: si te gusta presumir de tu gente, de tu entorno, ¡eres  100%  Miss Livingstone! Tu misión será escribir en una hoja de ruta los sitios de referencia que tú crees que son los adecuados para Miss Living y eso no te llevará más de 20 o 30 minutos. Además, con tu tiempo, estarás fomentando la colaboración social ya que Miss Living está invitada a hacer, a través de nuestra comunidad, un donativo al proyecto social elegido en esa localidad. ¡Claro que puedes ser Miss Livingstone y Miss Living a la vez! Y si te gusta el proyecto, pero no tienes tiempo, puedes colaborar compartiendo en tus redes sociales esta comunidad para que llegue a más gente como tú.

ANM5

Si eres viajera, puede que compartas algunas de mis experiencias, y si todavía no has dado el primer paso te animo a que lo hagas, no hay prisa, pero recuerda…

“La vida es como una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes de que el telón baje y la obra termine sin aplausos”.

ANM2

Si quieres seguir los pasos de Moni Vázquez, puedes visitar la web de  Miss Livingstone y su recién estrenado blog de viajes. ¿Te los vas a perder?

Y tú, ¿quieres ser también nuestra amiga nómada? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!