Hoy no es un día cualquiera, hoy es 8 de marzo y es nuestro segundo aniversario. Hoy hace ya 2 años que Mujeres Nómadas se convirtió en un proyecto que vio la luz algunos meses después. Proyecto que desde el primer día hemos creado con mucha ilusión, trabajo y esfuerzo. Nació con la intención de animar, ayudar y apoyar a otras mujeres. Esperamos seguir haciéndolo durante muchos años más. Y qué mejor día para cumplir años que el Día Internacional de la Mujer, ¡nuestro día!

Hoy es un día para celebrar la vida y para que las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, sigamos luchando en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

Las mujeres caminaremos de la mano siempre unidas para construir un mundo mejor, nunca nos cansaremos de luchar; somos mujeres, somos resistentes y somos resilientes.

Como sabemos que hoy es un día muy especial para todas, queremos regalaros este artículo de mujeres que nos inspiran a seguir luchando por nuestros derechos; la igualdad, la paz, un mundo más humano, la libertad… Queremos sentirnos libres, caminar solas por la noche y por el día sin tener que mirar atrás, viajar solas y recorrer el mundo sin miedo, seguir cumpliendo sueños… ¡Queremos sentirnos vivas!
La inspiración nos invita a crecer, a intentar, a reinventarnos, a tropezar, a caer y a volver a levantarnos. Hay muchísimas cosas que nos inspiran, y hay Mujeres a lo largo de la historia y de todo el mundo que son, para nosotras, fuentes de inspiración. Nos encanta inspirar y motivar a otras mujeres y por eso hoy te vamos a contar las mujeres que nos inspiran a Mujeres Nómadas.

ALBA NÓMADA

Frida Kahlo (1907-1954)

Pintora, activista revolucionaria e icono del feminismo. Frida fue una mujer en mayúsculas y por eso a día de hoy pienso que es fuente de inspiración para muchas mujeres del mundo. Frida luchó contra la injusticia de la violencia y los feminicidios, defendió la causa de los indígenas en su país, México, reivindicó en sus obras la condición femenina enjaulada, por su estética andrógina (su bigote y entrecejo), por la libertad con la que vivió su sexualidad y, principalmente, por su capacidad para transmitir a través de sus pinturas temas tan cercanos a ella como el dolor, la maternidad, el aborto o el amor. Me inspira por su gran fuerza, a pesar de las dificultades que le puse la vida como su enfermedad y el grave accidente que sufrió a los 18 años. Fue una luchadora incansable y lo demostró con garras y dientes a lo largo de su corta vida. Frida en los momentos difíciles me hace recordar que “si quieres puedes” y nunca hay que dejar de luchar por cumplir nuestros sueños y por las injusticias.

ANA NÓMADA 

Ada Lovelace (1815-1852)

Hija del poeta inglés lord Byron y de Annabella Milbanke, vivió una infancia agitada por la temprana separación de sus padres al mes de nacer. Byron nunca la volvió a ver y murió cuando la chica tenía ocho años. Su madre fomentó en ella la afición a la lógica y las matemáticas, a las que se consagró apasionadamente. Esta dedicación científica modeló su personalidad durante una adolescencia difícil en que paso largas temporadas en cama por su mala salud. A los trece años diseñó una máquina voladora que la llevó a investigar la anatomía de las aves.
Pero esta personalidad poco convencional no podía encajar bien en la sociedad victoriana. A los 18 años fue presentada en sociedad e hizo amistad con el matemático Charles Babbage, que investigaba una máquina para calcular.

Entre sus conocidos había abundantes intelectuales como el científico Michael Faraday y el novelista Charles Dickens. A los 20 años se casó con William King-Noel, conde de Lovelace, con quien tuvo tres hijos. Insatisfecha con su matrimonio, no tardó en protagonizar varios escándalos por sus relaciones extramatrimoniales y su afición por las apuestas hípicas, lo que la llevó a asociarse con un club de jugadores con los que desarrolló un modelo matemático para hacer apuestas más eficaces. Salió mal y le quedó una deuda de miles de libras que la forzó a confesar toda la verdad a su marido. A pesar de todo, él siempre la consideró brillante y fomentó su labor científica.

Tras una vida de enfermedades y coqueteo con el opio para calmar su ansiedad, Ada Lovelace falleció de un cáncer de útero que se la llevó el mismo día en que había nacido, un 27 de noviembre. Reposa junto a lord Byron en Nottinghamshire.


Ada aspiró a mantener una vida intelectual ajena a su papel de madre y esposa. Siempre mantuvo un fuerte interés por la investigación científica que la llevó a cursar estudios superiores de matemáticas. Con C. Babbage, padre de la computación, trabajó en la Máquina Analítica, un mecanismo que realizaba operaciones matemáticas avanzadas. Mientras que él se centró en la creación de la máquina, Ada se interesó por sus aplicaciones prácticas y su capacidad de resolver problemas complejos. Inspirándose en los telares, que tejían patrones complejos a partir de un “programa” contenido en tarjetas perforadas, Ada ideó un sistema de tarjetas que simplificará los cálculos de la máquina siguiendo determinadas “órdenes” o rutinas. Con estas notas describió un lenguaje de programación considerado el primer software de la historia, que aportó a la informática moderna los conceptos de bucle o de subrutina. Publicó sus conclusiones en 1843 en un artículo firmado con sus iniciales. Al saberse quién era la autora, se le quitó importancia por tratarse de una mujer.
Hubo que esperar muchos años, más de un siglo, para que Ada Lovelace fuera reconocida.

El lenguaje de programación Ada, del Departamento de Defensa de los EE. UU. fue llamado así en reconocimiento. El Día de Ada Lovelace, celebrado a mitades de octubre, destaca el papel femenino en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.
Por siempre Ada.

    LAURA NÓMADA

Ana Frank (1929-1945)

¿Por qué Ana Frank? A mí me gusta escribir, a Ana también. A mí me gusta la libertad, a Ana también. La diferencia está en que ella no pudo disfrutar de esa libertad por la época y las condiciones en las que le tocó vivir. Aún así, por su continua lucha por conseguirla, para mí es un icono de la libertad.

“Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.”

¿Quién era Ana Frank? Ana Frank era una niña judía alemana muy inquieta que adoraba escribir. En la época de la segunda Guerra Mundial emigró a Holanda con su familia huyendo de una Alemania nazi en la que los judíos eran enviados a los campos de concentración a realizar trabajos forzosos para terminar muriendo en unas condiciones denigrantes.

Cuando los alemanes invadieron Holanda, Ana y su familia permanecieron escondidos en la clandestinidad durante 2 años en una buhardilla anexa al edificio donde el padre de Ana tenía su almacén.

A oscuras de día en la “casa escondida”, sin salir a la calle ni para tomar un poco de aire, sin hacer ningún tipo de ruido por miedo a que les descubriesen, Ana, de 13 años, decidió escribir su día a día en su diario para que constara en el mundo entero todas las penurias que estaban viviendo simplemente por ser judíos.

“Podrán callarnos, pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones.”

Luchadora incansable, defensora de la libertad y de los derechos humanos, hacía que el día a día en la clandestinidad fuera el mejor de sus días sin resignarse. Sus planes de futuro y el poder ayudar a los demás cuando la guerra terminase era lo que más le importaba.

“No veo la miseria que hay, sino la belleza que aún queda.

Creo que a pesar de todo, la humanidad es buena.”

Sin embargo, Ana y su familia fueron descubiertos y enviados a campos de concentración. Ana murió en uno de ellos en 1945, pero sus ideas y el Diario que escribió (recomiendo 100% su lectura) siempre quedarán. La casa clandestina donde permaneció escondida está abierta al público en Amsterdam, siendo uno de los edificios más significativos de la historia holandesa.

“Quién es feliz, hace feliz a los demás también.”

LEURE NÓMADA

Simone de Beauvoir (1908-1986)

Siempre he tenido predilección por Simone de Beauvoir al hablar de mujeres a las que admiro. Quizás la culpa la tiene El Segundo sexo, libro de la autora que cayó en mis manos en la época adecuada, y que marcó un antes y un después en mí.

Novelista, profesora y pensadora francesa, ligada estrechamente con el feminismo y el existencialismo. Luchadora incansable por los derechos humanos. Mantuvo una relación abierta con el filósofo Jean Paul Sartre e incluso tuvo parejas de su mismo sexo. No aceptaba el matrimonio, considerándolo como una limitación para las libertades de las mujeres.

“Que nada nos limite.

Que nada nos defina.

Que nada nos sujete.

Que la libertad sea nuestra propia sustancia.”

Su pensamiento sigue influyendo y inspirando hoy a millones de personas que luchan contra la opresión del patriarcado.

“El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente.”

LIDIA NÓMADA

Verónica Pérez 

Verónica es una mujer extraordinaria que consiguió transformar las adversidades que le dio la vida en una inmensa fuerza motora que la impulsa a vivir tal y como quiere su momento presente.

“Ya todo lo malo lo viví, ahora me toca vivir lo bueno” me dijo un día ella.

Siento una profunda admiración por esta mujer y por muchas otras capaces de llenar de luz todos aquellos lugares por los que pasan, las que afrontan la vida con una amplia sonrisa y las que sirven de ejemplo positivo en este mundo tan cargado de miedos pendientes de afrontar.

Puedo decir que tuve la suerte de cruzarme con ella y compartir, gracias a couchsurfing, unos días llenos de charlas, viajes mentales y miles de sonrisas.

Con ella lo extraño no existe, la palabra amistad cobra grandes dimensiones y su buena energía es puramente contagiosa.

Sigue sus pasos en su fan page de Facebook Universidad Viajera y deja que te contagie su alegría a la vida.

MIRIAM NÓMADA

Malala  Yousazfai

Elegir una mujer que me inspire y sea reconocida por el resto me cuesta, no sólo porque me inspiran muchas mujeres anónimas, sino porque hay muchas que han luchado por valores e ideales que comparto.

Decididme por tan sólo una me ha costado un poco, pero después de pensar, me quedo con MALALA YOUSAZFAI, activista pakistaní en lucha por el derecho a la educación de las niñas, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2014, con tan sólo 17años.

Malala comenzó su lucha por la igualdad cuando el régimen talibán Tehrik e Taliban Pakistan invadió su ciudad natal, Mingora, y prohibió el acceso a la educación a las niñas. Lejos de quedarse de brazos cruzados, empezó a escribir un blog para la BBC donde denunciaba dicha situación. Después de eso vinieron entrevistas, intento de asesinato, premios y nuevas causas.

Un ejemplo como otros muchos de mujer luchadora, tenaz y de firmes convicciones, capaz de sobreponerse a la adversidad y seguir con su lucha.

RACHEL NÓMADA

Ser mujer nunca ha sido fácil, si nos remontamos a épocas pasadas en la historia, y, bueno, aún sigue siendo complicado en nuestros días… Sí, la situación actual de la mujer ha mejorado, pero todavía queda mucho por hacer. Por eso admiro a cualquier mujer anónima que ve la vida como lo que es y que desde por la mañana intenta ser el cambio que quiere en el mundo: un mundo de igualdad.

Seleccionar una única mujer que me inspire es tarea difícil porque, en un momento dado, me inspiran todas y cada una de las mujeres que conozco. Siento admiración por muchísimas mujeres anónimas que hacen grandes cosas todos los días. Sin ir más lejos, siento admiración máxima por mis compañeras de proyecto: por todas las que conforman Mujeres Nómadas. ¿Por qué? Porque con ellas cerca todo es más sencillo, mejoran las situaciones allá donde vayan, siempre, llenando los espacios de luz, risas y alegría. Son de esas personas que siempre suman. Las admiro precisamente porque son “contagiosas” y, como quien no quiere la cosa, sacan siempre lo mejor de mí.  

Por eso, aunque admiro a diferentes mujeres a lo largo de la historia, mi admiración máxima siempre es y será hacia mujeres cercanas. Puede que estas mujeres no hayan conseguido logros tan enormes como otras citadas en este post, pero también hacen grandes cosas, y tengo la certeza de que sueñan y luchan cada día por un mundo mejor. Empiezan por su propia educación (o re-educación) y conducta, su actitud frente a la vida y su propio entorno, que es lo más importante, sintiéndose siempre orgullosas de ser mujer.

Estas mujeres nos inspiran al equipo de Mujeres Nómadas. Nos encantaría conocer qué mujeres te inspiran a ti, ¡cuéntanos!