Escrito por: Beatriz Frontiñan.

Zaragoza, es una ciudad con una larga historia, mezcla de culturas y sabores. En los últimos años, se ha transformado en una urbe innovadora y vanguardista fusionando tradición y modernidad con una atractiva oferta cultural. En esta ocasión, os mostraré algunos de sus placeres gastronómicos y lúdicos, así que solo queda dejarse llevar…

Placeres del casco viejo de Zaragoza

Mural del Casco Viejo.

PLACERES GASTRONÓMICOS EN ZARAGOZA.

La gastronomía es uno de los encantos de esta ciudad. Los visitantes y ciudadanos pueden conocer esta rica y variada oferta gastronómica gracias a las rutas gastronómicas “Chocotour”, “Saborea Zaragoza” y “Chocopass” que organiza Zaragoza Turismo. Para consultar la disponibilidad de estas rutas, es preciso acudir o contactar con las oficinas de turismo.

Chocotour.

En ella se visitan algunos establecimientos del centro histórico de la ciudad y se realizan varias tomas gastronómicas. Su duración aproximada es de dos horas.

Saborea Zaragoza.

Consiste en una visita guiada por el casco histórico, en esta se pretende mostrar al visitante, el origen de los principales productos de la gastronomía aragonesa. Se ofrecen diferentes degustaciones de productos locales en diversos establecimientos.

Chocopass.

Es un bono que incluye la degustación de cinco especialidades chocolateras entre múltiples establecimientos colaboradores. Además, si vas al Monasterio de Piedra, comprando la entrada y presentando este bono podrás realizar una degustación de chocolate. Su precio es de nueve euros y se puede adquirir en las oficinas de turismo de la ciudad.

¿Sabías qué?
En el Monasterio de Piedra fue donde a principios de la década de 1530, se elaboró por primera vez el chocolate. Sus monjes, fueron los primeros de toda Europa en probar este manjar, después de que Fray Jerónimo de Aguilar enviase el primer cacao con la receta de chocolate al abad D. Antonio de Álvaro.

Pastelería Trenzarte

Pastelería Trenzarte (c/Alfonso)

Un lugar de Zaragoza que no entra en ninguna de estas categorías, pero que a mi me encanta y siempre recomiendo es el “Café Botánico”. Aquí, el tiempo se detiene, se respira tranquilidad y se disfruta a través de los sentidos, del oído por su cuidada banda sonora, de la vista por su cálida y original decoración llena de plantas, del olfato por sus aromas y del gusto por la originalidad (pera y chocolate, café y baileys, queso y arándanos, melocotón y mascarpone, jengibre y canela) y sabor de sus bizcochos y tartas que quitan el sentido.

Las plantas del café botánico

Café Botánico (c/ Santiago)

Repostería del Café Botánico

Bizcochos y Tartas del Café Botánico

¿DÓNDE TAPEAR EN ZARAGOZA?

La tentación gastronómica siempre está presente en Zaragoza, un clásico gastronómico de esta ciudad son las tapas, que destacan por la gran calidad de sus productos y su esmerada presentación. Para los zaragozanos ir de tapas es una costumbre, una forma de encontrarse, callejear, relacionarse, se suele hacer de pie, en grupo y en diferentes locales. Todos los barrios de la ciudad, cuentan con sus propias zonas de tapas.

Para que no os perdáis el lado más sabroso de Zaragoza os presento un recorrido básico y útil por las principales rutas de tapeo de la ciudad, la mayoría están en el casco histórico.

Zona de El Tubo.

Es una de las más conocidas de la ciudad para ir de tapas. Se ha convertido en un punto de referencia gastronómico por su variada oferta y su fantástico ambiente. Está próximo a la Plaza de España y se compone de las calles: Libertad, Estébanes, Mártires y Cuatro de Agosto. Otras cercanas son Ossau y Méndez Núñez.

Calles y establecimientos del Tubo

El Tubo

Estos son algunos de los locales más reseñables junto con sus principales especialidades: El Balcón del Tubo (carpaccios, parrilladas de verduras y sartencitas de carne), Taberna Doña Casta (huevos rotos con pisto, bacalao, foie, angulas, y croquetas, (de gallina y chocolate, arroz negro con alioli, cabrales con manzana,etc), Bodegas Almau (vermut, vinos, tortilla, croquetas y anchoas), Vinos Nicolás (el jamón), La Miguería (migas con uva, foie, longaniza), Algo más (mi favorita es la de morcilla rellena de foie y con sesamo), La Cueva en Aragón o El Champi (champiñones a la plancha), La Pilara y La Republicana.

Tapas del bar Algo más del Tubo

Tapas del Bar Algo más (El Tubo de Zaragoza)

Casa de comidas La Republicana

Casa de Comidas Caseras La Republicana

Zona de la Plaza Santa Marta.

Es una zona muy próxima a la plaza del Pilar y tiene varias terrazas. En esta zona cabe señalar: Casa Dominó 1900 (tablas de embutidos y montaditos fríos), Los Vitorinos, Marpy (madejas y rabo de toro) y El Lince (sus tablas y tapas de sardinas).

Zona de la Magdalena.

Es una zona más alternativa y multicultural, se extiende entre el Coso Bajo, la calle San Vicente Paúl y llega hasta la Iglesia de Santa María Magdalena. Otra parte del barrio es la zona de Heroísmo que discurre por la calle Asalto y sus adyacentes. Una de sus iniciativas más populares es el Juepincho, una fórmula por la que todos los jueves del año distintos bares de las zonas de Heroísmo y la Magdalena ofrecen una tapa y bebida por dos o tres euros. En este barrio, son reseñables: el Entalto, los Estudios (destaca por sus tablas de curados, quesos, ahumados o embutidos), el Meli-Melo (con una sabrosa oferta de tapas), Barrio Sur (con curiosas tapas y estupendas tartas).

Algo alejada del centro turístico está la zona de tapeo de la Universidad, con precios más económicos. Algunos de sus bares más destacados son: El Patio de Fran, ofrece crepes, hamburguesas, platos combinados ( c/Lorente) y el London que tiene raciones, hamburguesas y unos bocadillos enormes y buenísimos (c/ Pedro Cerbuna).

PLACERES LÚDICOS

¿CUÁL ES LA OFERTA CULTURAL DE ZARAGOZA?

Zaragoza dispone de una variada e intensa actividad cultural. La programación de la oferta de ocio y cultura de la ciudad se desarrolla durante todo el año a través de exposiciones, cine, humor, actuaciones en teatros (Principal, de la Estación, del Mercado, de las Esquinas, Arbole, Sala el Bicho) y conciertos en las salas musicales (Bóveda del Albergue, La Casa del Loco, El Corazón Verde, La Sala Creedence, La Sala Zeta, La Lata de Bombillas, Las Armas, Sala King Kong, La Ley Seca, el Oasis Club Teatro, La Campana de los Perdidos, etc).

Además, la ciudad tiene una cuidada selección de museos y dos espacios excepcionales, el Auditorio y el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Finalmente, su agenda cultural se completa con un gran número de eventos, entre los que destacan, San Jorge, las fiestas del Pilar, el Encuentro Internacional de Folklore y los festivales del Ebro, de cine, de danza (Trayectos), de hip hop, de música independiente (FIZ), de jazz, flamenco, y el Internacional de Arte Urbano (Asalto).

¿DÓNDE SALIR EN ZARAGOZA?

Zaragoza, es una ciudad con una diversa e importante vida nocturna. Los locales nocturnos se concentran principalmente en dos o tres zonas.

Zona del Casco.

Los más atrevidos pueden comenzar la noche en el cabaret El Plata, un lugar donde las artistas y vedettes se caracterizan por su descaro. Es una de las paradas más disparatadas y divertidas de la ciudad, aquí todo puede pasar incluso que te saquen al escenario, claro que si, a mi me sucedió y debo reconocer que fue realmente divertido. Así que si eso ocurre, olvidate de la verguenza y disfruta tu momento.

El Plata ( El Tubo de Zaragoza)

Cabaret El Plata de Zaragoza

Otros bares cercanos a esta zona son el Rock& Blues o un poco más cerca de la Plaza del Pilar, el Bar Bacharach, un bar indie con dj y una música estupenda para empezar o terminar la noche según se prefiera. Justo enfrente, está La Casa Magnética, uno de mis preferidos, un local inclasificable perfecto para darlo todo en la pista de baile.

Cruzando la calle Alfonso encontramos la otra zona de marcha nocturna del Casco con bares que se concentran en la calle Manifestación, en la plaza del Justicia, en la calle del Temple y en las adyacentes a esta. Hay un gran número de locales, así que solo citaré algunos, La Cuchara (característico por sus chupitos), El Licenciado, El Jardín del Temple, La Pianola o la Recogida (que suele tener muy buena música). Si eres de los que aguanta hasta últimas horas puedes terminar la noche en la discoteca Sala de Luxe situada junto a la plaza del Pilar o cruzar al otro lado del río por el puente de Piedra y llegar hasta la Sala López.

Zona de la Universidad.

Los locales de marcha nocturna de esta zona comienzan en la calle Bretón y llegan hasta las calles más próximas a la universidad. Es una zona animada que permite tomar algo y bailar de forma más tranquila que en el casco. La música característica de estos bares es el rock y la música de los años ochenta. Algunos de los más conocidos son: Café Voltaire, La Gramola, el Malasombra, El Alambique de la Sabina, El Callejón de la Música o La Buhardilla.

La Zona.

Esta engloba la llamada zona pija, con un gran número y variedad de bares que se extienden por las calles Cesareo Alierta, León XII, San Vicente Mártir, etc. Algunos de los más destacados son: Fox, el Cielo o Buddha.

Las zonas de la Magdalena y San Miguel.

La Magdalena es uno de esos pocos lugares donde puedes encontrar bares en los que bailar casi cualquier tipo de música, rock, folk, fusión. El más interesante e importante es el Refugio del Crápula un lugar variopinto donde los haya. Otros son: La Taberna Urbana, El Trapalas, etc.
En la zona de San Miguel, caben destacar la Caja Tonta (c/ Comandante Repollés) con un ambiente y ritmo retro, un local distinto. Además están el Época Dorada (c/Heroísmo) y el Linares con una gramola para disfrutar de la música que más te guste. El último en cerrar de esta zona, es uno de sus locales de moda, el Tierra Café, perfecto para terminar la noche bailando o conversando.

Otros locales que no pertenecen a estos zonas son: los de la ruta de rock de la ciudad (Sala Zeta, El Puerto de las Ánimas, El Sputnik o Las Jarras) y para los amantes de la música heavy (la sala Utopía, Infierno’s y el Tnt Rock). Por último otro de mis lugares favoritos e inclasificables es el Zorro un pub situado en un sótano pero que sorprende por su buena y amplia variedad musical.

Esto es solo una pequeña muestra de algunos de los placeres gastronómicos y lúdicos que tiene Zaragoza. ¡A qué esperas para disfrutarlos!

Y tú, ¿quieres ser también nuestra amiga nómada? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!