Guatemala, país bello por naturaleza. Combinación de lagos, volcanes, arqueología, pueblos coloniales, selvas, playas y sobre todo cultura. Aunque la traducción de su nombre en náhuatl es “lugar de muchos árboles“, Guatemala lo tiene todo.

En mi ruta por libre por América Latina pasé 6 semanas en Guatemala dónde preferí disfrutar de los lugares menos turísticos sin olvidarme de dar una pequeña vuelta por los más turísticos.

Pero sobre todo quise empaparme de su cultura tan enriquecedora. La convivencia con lxs guatemaltecxs fue algo excepcional.

¿Te apetece conocerlos?

¡Aquí te dejo los 10 lugares que no te puedes perder!

Nota: Los precios de este post corresponden a agosto de 2018.

1.- ANTIGUA GUATEMALA

Declarada “Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO” es una de las ciudades coloniales más bonitas de Guatemala.

Tardarás alrededor de 1 hora y poco en llegar allá desde Ciudad de Guatemala. Si has llegado en avión, en el aeropuerto podrás tomar el transporte cuyo costo es de 80 quetzales (9,20€/10,40$).

Camina por Antigua Guatemala. No te olvides de visitar el famoso Arco de Santa Catalina y date una vuelta después por el Parque Central.

En Antigua Guatemala encontrarás muchísimas iglesias de la época colonial como son la iglesia de la Merced o la iglesia de San Francisco… Visita también el convento Santo Domingo y recuerda, todo esto lo puedes hacer caminando.

Si quieres hacer deporte, toma nota que Antigua Guatemala está rodeada de volcanes por lo que podrás subir al Volcán Pacata (activo), el Volcán de Agua o al Volcán de fuego (también activo). 

El 3 de junio de 2018 el Volcán de Fuego entró en erupción dejando sepultados pueblos de alrededor. Aquí te dejo la narración de nuestra Amiga Nómada Adriana Luna dónde explica el increíble voluntariado que hizo en la zona.

Seguramente habrás escuchado hablar del lago ATITLÁN en Guatemala, ¿verdad?

Alrededor del lago Atitlán podrás visitar los siguientes pueblecitos que no te puedes perder, los más conocidos son: 
Panajachel, San Marcos La Laguna, San Juan La Laguna, San Pedro La Laguna y Santiago Atitlán.

Sin embargo, es curioso que los que más me gustaron son los menos turísticos, los que nadie antes me había hablado de ellos: San Antonio Palopó y Santa Catarina Palopó.

Aquí te voy explicando las fortalezas de cada uno de ellos:

2.- PANAJACHEL

Usé Panajachel como base para poder visitar los bonitos pueblos de alrededor.

La mayoría de los hostales se encuentran en la turística calle Santander, yo me alojé en el Abu hostel, dónde recibí un trato exquisito. En esta calle encontrarás muchos lugares para comer, alojamientos y tiendas de artesanía.

Muy cerquita puedes visitar caminando el Parque Central, la iglesia colonial de San Francisco y el malecón.

Desde los muelles, hay 2 muelles depende de cuál sea tu destino, podrás tomar las lanchas para visitar el resto de lugares.

3.- SAN MARCOS LA LAGUNA

Tomando una lancha en Panajachel por 20 quetzales (2,30€/2,60$) llegas a este pequeño lugar destinado sobre todo a amantes del yoga y la meditación. Encontrarás muchísimos hostales dedicados a retiros espirituales. 

Subiendo la cuesta desde el muelle llegas al pequeño centro del pueblo donde está la escuela, la iglesia y las casas de lxs locales.

Es un lugar donde se respira paz, pero no te confíes y no salgas fuera de esta zona que te he indicado.

4.- SAN JUAN LA LAGUNA

Desde San Marcos La Laguna puedes tomar una lancha para llegar a este bonito pueblo colorido dónde sus habitantes se dedican sobre todo al textil, a las artesanías y al chocolate. 

¡Ellxs mismxs tejen sus propias vestimentas!

Es un pueblecito muy tranquilo donde te apetecerá tomarte un café o un chocolate en cualquiera de sus relajados establecimientos. 

Encontrarás galerías de arte, asociaciones de mujeres tejedoras que utilizar métodos ancestrales para obtener sus productos ecológicos, fábricas de chocolate y podrás hacer un famoso tour de café

¡Es un pueblo muy pintoresco!

Si quieres hacer deporte, toma nota que podrás ir al “Cerro de la Cruz” desde donde tendrás buenísimas vistas del entorno y/o subir al Rostro MayaLa Nariz del Indio” (te tomará de 2 a 3 horas la subida).

5.- SAN PEDRO LA LAGUNA

Caminé los 2 km que distan desde San Juan La Laguna hasta San Pedro La Laguna. El camino es seguro y muy sencillo.

Este pueblo es famoso por su movimiento nocturno, por lo que si lo que quieres es salir de fiesta… ¡Este es tu sitio! También podrás encontrar muchos restaurantes de comida extranjera.

Camina hacia el Parque principal y visita la iglesia de San Pedro Apóstol.
Toma nota que desde San Pedro La Laguna podrás subir al volcán que tiene el mismo nombre, Volcán San Pedro.

¡Importante! San Pedro La Laguna es un municipio en el que por órdenes municipales se eliminaron las bolsas, envases y recipientes de plástico, y utilizan otros biodegradables en sustitución del plástico.

¡Un ejemplo a seguir!

Para volver de San Pedro La Laguna a Panajachel puedes tomar una lancha por 25 quetzales (2,85€/3,25$). Tarda alrededor de 25 minutos.

Nota: Si no dispones de mucho tiempo, puedes hacer en un sólo día San Marcos La Laguna, San Juan La Laguna y San Pedro de la Laguna y volver a dormir a Panajachel tal y como lo hice yo.
Al día siguiente podrías visitar: Santiago Atitlán, San Antonio Palopó y Santa Catarina Palopó, tal y como te explico a continuación.

6.- SANTIAGO ATITLÁN

Yo tomé una lancha desde Panajachel hasta Santiago Atitlán, pero también puedes hacerlo desde cualquier otro pueblecito de alrededor del lago.

Después de 30 minutos y 25 quetzales (2,85€/3,25$) te encuentras en este pueblo, más grande, dónde te recibirán ofreciéndote infinitos tours para visitar los secretos de este pueblo.
Secretos como Moximón (nawal en la mitología maya), ¡no se sabe dónde se encuentra y los habitantes del pueblo se ofrecen a mostrártelo!

Por libre podrás visitar la calle de artesanías del muelle, el Parque Central dónde se encuentra la representación de la moneda local, el mapa en relieve del lago Atitlán, la iglesia y muy cerquita, el mercado.

7.- SAN ANTONIO PALOPÓ

Uno de los grandes descubrimientos fue visitar San Antonio y Santa Catarina Polopó. Dos pueblos pequeñitos llenos de historia y no transitados por turistas.

Desde la iglesia de Panajachel, tomé un pick up a San Antonio Palopó.

Sus habitantes se dedican a la artesanía, si bajas al muelle podrás visitar la fábrica de cerámica
Arriba, en la entrada del pueblo, date una vuelta por la iglesia.

Es un pueblecito muy pequeño pero muy acogedor. Desde aquí puedes tomar un pick up hacia Santa Catarina Palopó.

8.- SANTA CATARINA PALOPÓ

Santa Catalina Palopó es el pueblo que más me gustó. La mayoría de sus casas están pintadas por lo que da una imagen muy pintoresca al pueblo. 

¡Estos colores dan vida!

Otro de los atractivos es que los habitantes llevan sus trajes típicos a diario dándole al pueblo un aspecto muy auténtico.

Visita su iglesia en la entrada, baja al muelle, entra a los gratuitos pozos termales y atrévete a nadar en el lago

¡Puedes pasar un día muy bonito en este pequeño lugar!

Para volver a Panajachel puedes hacerlo en pick up por 3 quetzales (0,35€/0,40$) o caminando (son alrededor de 4 km).

9.- CHICHICASTENANGO

Contraté el transporte desde Panajachel a Chichicastenango para visitar su famoso mercado que toma fuerza los jueves y los domingos.

La caminoneta te deja en el mismo mercado y te recoge a la vuelta por 75 quetzales (8,60€/9,75$). El trayecto dura alrededor de 1 hora y media. Allí te dejan el tiempo suficiente para visitar la zona.

Disfruta de este mercado al aire 
libre tan típico
dónde encontrarás largos y diferenciados pasillos dependiendo de los productos que los locales ofrecen. Encontrarás todo tipo de frutas, verduras, carne, flores, telas, trajes típicos, artesanías, electrónicos… hasta ¡animales vivos!

Entre toda la multitud y los productos del mercado podrás visitar la iglesia de Santo Tomás y la iglesia de la Capilla del Calvario del Señor sepultado, se encuentran una frente a la otra. 

La visita al mercado la puedes hacer en 2-3 horas.

10.- PETÉN

Y el Petén me cautivó, me enamoró y decidí estar en esta zona más de un mes. Aquí es donde vi la verdadera Guatemala, la pobreza y la calidez de su gente, aquí es donde realmente comprobé que lxs que menos tienen son lxs que más dan. Aquí decidí volver unos meses después.

A nivel turístico, no te puedes perder su famoso Parque Nacional Tikal, uno de los mayores yacimientos arqueológicos de la civilización maya precolombina, situado en Flores. Su entrada para extranjerxs es de 150 quetzales (17,20€/19,50$). Es un imperdible total.

Para visitarlo hice Couchsurfing, María Pérez y la pequeña Mía Valentina me acogieron de una forma excepcional en San Benito. María, una mujer luchadora, emprendedora donde las haya, feminista y llena de valores para sacar todo hacia delante en un entorno tan adverso y conservador para la mujer como es Guatemala. Una gran amiga desde aquel mismo instante.

Por medio de María y de mis amigxs uruguayxs me adentré en una de las mejores experiencias dentro de mi viaje: hacer un voluntariado en La Lucha, una comunidad indigena mitad Q’eqchi y mitad ladina en la sierra del Lacandón donde estuve 1 mes impartiendo clases de inglés a lxs niñxs en la escuela. 

Si tú también quieres vivir esta experiencia, te dejo todos los consejos y cómo hacerlo en CONSEJOS PRÁCTICOS PARA CONVIVIR EN UNA COMUNIDAD INDÍGENA EN GUATEMALA.

Y ésta fue la razón de no querer visitar el resto de lugares hermosos pero turísticos que ofrece este gran país como son: Livingston, Semuc Champey, Rio Dulce, Izabal, Yaxchilán, Xela (Quezaltenango)… decidí permanecer y fortalecer mis valores en La Lucha.

Como ves, Guatemala, el país más poblado de América Central, ofrece infinidad de lugares y actividades que pueden cambiar tus valores

Yo me quedé atrapada en la sierra del Lacandón…

¡y… volveré!

¡BUENAS RUTAS!