La madre de todas las rutas, llamada así desde 1939, atraviesa desde Chicago hasta Los Ángeles, atravesando ocho estados y tres franjas horarias. Constante inspiración de películas, canciones y anuncios, la ruta 66 nos ha entrado por las retinas desde bien jóvenes, y recorrerla es una experiencia irrepetible.

ORÍGENES

Años 20: Inauguración de la 66.

Años 30 y 40: Mejoran los servicios que se asentaban en torno a ella, aumenta la popularidad, vía de éxodo para las comunidades más rurales. Emigrantes venidos desde Chicago, Kansas y Oklahoma viajan hacia la tierra prometida: California.

Años 50: Empieza el declive. Debido a la creación de la Red de Autopistas Interestatales.

Años 80: Llega la desaparición total como carretera oficial de EEUU.

Años 90: Varias asociaciones de distintos estados reivindican la importancia histórica de esta vía y hacen surgir el interés turístico que llega hasta nuestros días.

CÓMO LLEGAR

Si bien depende mucho del lugar por donde quieras empezarla y los días de los que dispongas, un punto medio y que tiene un precio económico que conecta EEUU con España es: Las Vegas. Con un precio medio de 500 euros el vuelo I/V. O Los Ángeles por 550 I/V.

El alquiler de coche, moto o caravana alquilando en un punto de la geografía y devolviéndolo en otro incrementa considerablemente el precio del alquiler. La gasolina es bastante más económica que en España, llegando en algunos lugares a pagar 40 céntimos el litro. Nosotros lo alquilamos en el aeropuerto de Los Angeles con la compañía Alamo, lo hicimos a través de Rentalcars e hicimos el check in a través de los mostradores electrónicos que tienen las oficinas, evitando colas de gente y ventas de extras innecesarias. Si alquilar el coche es sencillo, devolverlo lo es aún más.

Un apunte: Es casi imprescindible alquilar el coche con cobertura total, ya sea a través de la página con la que contratéis o con la misma compañía. Ya que cualquier descuido puede resultar un gran revés en el presupuesto. Aún contratando la cobertura total, las compañías venden coberturas adicionales. Leedlas y si os interesan contratad, aun así, la de Rentalcars es muy completa. El precio del coche con cobertura total está desde los 25 euros hasta lo que os dé vuestro presupuesto. Depende de la gama de coche que tengáis en mente.

No olvides que debes tener el pasaporte en vigor con al menos 6 meses de vigencia y revisar si necesitas visado, dependiendo de la nacionalidad, o si solo necesitas el ESTA.

RECORRIDO

Hicimos Flagstaff (Arizona) – Los Angeles.

IMG_9159

  • Flagstaff.

Recomiendo ir al Centro de Visitantes para adquirir el pasaporte de la Ruta 66.
anaruta66Es un pasaporte tipo las credenciales del camino de Santiago que cuñan en cada pueblo que visitas. Generalmente lo hacen en el centro de visitantes, pero hay lugares que no disponen de dicho centro y se cuña en una gasolinera u hotel. Puedes conseguir un pequeño mapa donde encontrarás una breve información de los puntos de interés de cada pueblo que visites. También, si decides ir por la carretera principal (I-40) saltando algunos tramos de la 66, te indica las salidas que proceden.

Flagstaff es considerada, la ciudad más interesante de Arizona. Animada, bohemia, cruce de caminos y rodeada de maravillas naturales. Es un punto de inflexión en el camino, ya que la cercanía a lugares de interés te hará saltarte por un tiempo la ruta y no dejar pasar este paréntesis.

IMG_9125

 

Flagstaff es popular por varios motivos:

– Observatorio Lowell: Museo, observatorio. Un lugar importante para los amantes de la ciencia ya que desde aquí se descubrió la existencia de Plutón.

– Sunset Crater Volcano: En este lugar con diversos cráteres y zonas de lava solidificada, Peter Fonda y Dennis Hopper en la película Easy Rider, recogen al autoestopista hippie en la zona de Fire Road y hacen noche en Wupatki National Monument.

– Wupatki National Monument: Edificaciones de arenisca roja que conforman un monumento nacional de EEUU, antiguo asentamiento de los indios Sinaguas y Anasazis, que data de los siglos XII y XIII.

Flagstaff, como punto estratégico de varios caminos, lleva irremediablemente al sur, hasta Sedona, lugar imprescindible de paso y visita de más de un día. La preciosa carretera discurre por un bosque verde rodeado por formaciones montañosas de color rojo intenso, el paisaje te hace recordar el horizonte de Monument Valley, pero mucho más frondoso y verde.

IMG_9094

Sedona

Sedona es un deleite para los ojos, no en vano tiene una gran popularidad entre los americanos y los fines de semana llena hasta los topes cada plaza hotelera de la que dispone. Los precios no son baratos y muchas de las actividades se centran en comprar, comer y también es un punto de reunión espiritual, lugar de chamanes conectados muy profundamente con la naturaleza que les rodea. Sedona invita a recorrer sus paisajes y hacer senderismo: Red Rock, Oak Creek, Slide Rock State Park… son sólo algunos de los preciosos lugares que puedes tienes que visitar.

Volviendo a la Ruta 66, la siguiente parada es:

  • Williams.

Pequeña localidad, pero importante centro de reunión de turistas que toman el tren del Gran Cañón. Su calle principal presenta diversas tiendas de recuerdos de la ruta con vistosos carteles luminosos. Diners al más puro estilo americano, bares donde tomarte unas cervezas mientras eliges música de una gramola y juegas al billar.

– Wild West Junction, edificaciones del antiguo Oeste, con casas, salón de copas y hasta una comisaría. La mayoría están abiertos y puedes entrar, sentarte y hacer fotos sin restricciones.

– Gasolinera Pete´s Rt 66, gasolinera histórica y muy bien conservada.

Puerta de entrada a Williams

Puerta de entrada a Williams.

IMG_8979

IMG_8984

IMG_9023

  • Selligman.

Este pueblo cuenta con historia propia: aquí un barbero llamado Angel Delgadillo, se convirtió en héroe local al defender el patrimonio histórico y cultural de la ruta 66 a través de la Historic Route 66 Association of Arizona. Lo consiguió y ahora es un punto de parada obligada. Su antigua barbería, ahora convertida en tienda de souvenirs de la ruta, la Route 66 Gift Shop, aún conserva la silla y los espejos de la antigua barbería.

Los habitantes de Selligman cuentan que John Lassater, creador y director de Cars (película animada de Pixar), se inspiró en este pueblo para su película.

anaruta66cars

El Selligman Sundries es un local multiusos donde degustar café y a su vez poder fotografiarse con el museo de coches de época, algunos de ellos con parecidos razonables a los coches de dicha película.

  • Peach Springs.

Lugar de desvío al mirador más famoso del Gran cañón, el Skywalk en el Grand Canyon West. También cercano a esta localidad se encuentran las maravillosas cascadas de Supai. Un lugar donde el acceso es limitado y debes reservar tu entrada. Según nos dijeron la lista era de meses y obviamente desistimos, pero realmente es una parada que si se planea con tiempo, debe hacerse.

  • Truxton.

Aquí se encuentra el histórico y abandonado Motel Frontier. Tiene perspectivas espectaculares para sacar fotos (las cuales tendría si no hubiera perdido mi cámara de fotos con 2 tarjetas de memoria llenas…).

Hay una interesante área de servicio con granero y coches abandonados.

IMG_8934

  • Hackberry.

Una sola parada para ver la gasolinera que conserva toda la esencia de la época, además de los múltiples recuerdos de los viajeros que por allí pasan y del paso de los años que hace mella y le hace ser aún más genuina.

IMG_9208

IMG_9218

  • Kingman.

Una parada popular es a la hamburguesería Mr. D´z Route 66 Diner. Totalmente ambientada en los años 50, con abundante comida (como en casi todo EEUU), batidos espectaculares y decoración cuidada. En el parking hay un escudo de la 66 en el asfalto y en la carretera de enfrente igual.

  • Oatman.

Si decides discurrir por la antigua ruta llegarás a la Sitgreaves Pass, esta carretera a través de las montañas es un recorrido bonito y pintoresco como pocos. La carretera llena de baches y desniveles, circula entre un valle pedregoso con vegetación desértica. Curvas que te revelan paisajes espectaculares y solitarios. Llegamos a este antiguo pueblo minero que, como todos, fue abandonado cuando dejó de proporcionar oro y plata.

El pueblo de una sola calle, está repleto de tiendas, bares y antigüedades. Puedes, incluso, adentrarte unos metros en una antigua mina. La peculiaridad de Oatman son sus habitantes permanentes, los descendientes directos de los ayudantes de los antiguos mineros, los burros. Estos animales corrieron la misma suerte que el lugar que los acoge y quedaron abandonados a su suerte vagando por las calles. Han sobrevivido hasta nuestros días gracias a turistas que les alimentan a cambio de una foto. Aquí probamos por primera vez la Zarzaparrilla.

IMG_3376

IMG_9275

Llegamos al final de Arizona, con mucho pesar, ya que el paisaje nos ha dejado sin aliento en más de una ocasión. Empezamos California…

  • Needles.

Hago referencia al paisaje que cruza en sentido inverso a la ruta. De Needles a Topock (AZ), pasando por el puente moderno de la I-40, se rodó la escena de los títulos de crédito de Easy Rider, donde Dennis Hopper y Peter Fonda cruzan el Colorado con el Trails Arch Bridge de fondo a ritmo de Born To Be Wild. Esta canción nos acompañó en más de una ocasión cruzando grandes distancias y con la única e irrepetible compañía de los trenes de mercancías que hacían una gran vista del horizonte de Arizona.

  • Amboy.

Recomendable llevar depósito lleno antes de llegar, ya que tiene precios elevados por estar en mitad del desierto de Mojave y no haber más gasolineras hasta 40 millas después. En Amboy se encuentra el famoso Roy´s Motel & Café. Entonces era un lugar muy concurrido por viajeros, pero hoy en día funciona como gasolinera y supermercado. Su famoso cartel es fotografiado a menudo por los visitantes de Amboy y ocupa un lugar importante en las escenas de la película Carretera al Infierno, cuando dos de sus protagonistas mantienen una tensa discusión en el interior del Roy´s.

Roys_Motel_Cafe_sign

  • Newsberry Springs.

Lugar famoso por Bagdag Café. Punto de referencia para los amantes de la 66. Antes llamado Sidewinder Café, pero tras el éxito de la película Bagdag Café rodada allí, su dueña Andree Pruet, dueña desde 1995 hasta la actualidad, decidió cambiarle el nombre. Esto les trajo un éxito rotundo, y hoy en día conserva un encanto único, con las paredes y techos repletos de recuerdos de los viajeros que pasan por allí. La caravana que se utilizó en la película está a la izquierda del local (foto principal del post).

IMG_3368

IMG_9340

IMG_9369

  • Calico.

Pueblo “fantasma”, aunque en su mayoría es una recreación para los turistas de lo que fue el verdadero pueblo, que en 1887 llegó a vivir su mayor apogeo con 1.200 habitantes que fueron hasta allí por la fiebre del oro.

  • Oro Grande.

Además de varias tiendas con antigüedades a precios muy asequibles, encontramos el Bottle Tree Ranch. Un “bosque” de botellas de todos los colores ensambladas en armazones con forma de árbol. Esta creación es de Elmer E. Long y la entrada es totalmente gratuita. Elmer, al parecer, es un personaje muy peculiar y agradable, que si tenéis la suerte de coincidir con él, podréis mantener una agradable conversación acerca la historia de cada botella que posee.

  • Victorville.

Aún conserva varios edificios históricos de la ruta, entre ellos el Emma Jean´s Holland Burguer Café, no sólo famoso por su hamburguesa Brian, si no también por aparecer en una escena de Kill Bill: Vol. 2, donde Uma Thurman entra tras escapar del ataúd donde es enterrada viva.

  • San Bernardino.

Donde se encuentra uno de los dos Wigwam Motel (el otro está en Hoolbrok, AZ) o lo que es lo mismo, el motel donde las habitaciones tienen forma de tipi (tienda usada por los indios de EEUU).

Ya no hubo parada hasta el punto final de la Ruta 66, el muelle de Santa Mónica. Puedes aparcar a escasos metros del puente, en parking privado pero asequible. Esta señal del final de la ruta 66, no es el verdadero final, la ruta “real” termina donde comienza la Highway 1 de la Costa Pacífica, pero el muelle de Santa Mónica (no muy lejos de allí), se ha convertido en el punto oficial para los visitantes.

Aquí el ocio está asegurado, empezando por degustar unas gambas en el Bubba Gump, famoso por la película de Forrest Gump y donde puedes hacerte una foto en una recreación del banco donde se sentó a esperar con la maleta y sus Cortez (esta cadena de restaurantes posee la misma atracción en todas sus entidades). Puedes retroceder a tu adolescencia jugando en los recreativos Arcade, probar suerte en un Zoltar, ver artistas callejeros o subirte a unas de sus atracciones. O simplemente observar como los leones marinos vienen a reclamar algo de comida a los visitantes que allí se congregan.

IMG_9392
Nuestra ruta continuó al norte, hacia la Pacific Highway. 655 millas que llevan hasta San Francisco por una de las carreteras más espectaculares que puedas recorrer.

IMG_0050

DÓNDE DORMIR

Hay diversos moteles de carretera con precios “asequibles” que rondan los 50 dólares la habitación doble. No llevábamos ninguna reserva hecha y fuimos preguntado y comparando precios in situ. Algunos de los moteles son: Route 66 (Barstow) o The Westerner Motel (Williams). En Flagstaff, tuvimos un gasto mayor al dormir en el famoso hotel Montevista, lugar de referencia que hospedó a personajes ilustres como Clark Gable.

En otros casos usamos Airbnb.

La Ruta 66 es un road trip imprescindible como pocos, pero no olvides que está lleno de desvíos a grandes maravillas naturales tanto en Arizona, California o Nevada. No desaproveches la oportunidad y recorre todo con tranquilidad.

¡¡Feliz ruta en The Mother Road!!

IMG_9423