Panamá, país de contrastes. Modernos rascacielos “americanizados” y la ingeniería de un canal (Canal de Panamá) que contrastan con su inexplorada naturaleza: con sus salvajes playas y la selvática zona del Darién donde las comunidades indígenas luchan por salvar sus tierras. El país centroamericano que une el Océano Atlántico y el Pacífico de este a oeste, y que estrecha las manos de Centroamérica y Sudamérica de norte a sur. 

Y es que hay muchos países que no promocionan el turismo, y por ello no están en las listas de lxs viajerxs… por experiencia te digo que éstos suelen ser los mejores lugares.

¡Durante mi ruta de 16 meses por América Latina las mejores playas e islas las vi en… Panamá!

¿Quieres motivos para incluir Panamá dentro de tu lista de viajes?… ¡Éste es tu post!

En este post te cuento los maravillosos lugares que puedes visitar por libre en Panamá, cómo llegar a ellos, qué puedes ver, dónde alojarte y el precio que cuesta su entrada.

Nota: Los precios indicados en este post corresponden a diciembre de 2018

MAPA

ITINERARIO RESUMIDO

Aunque las mejores playas e islas la ví en Panamá, quiero contarte que no sólo es lugar de playas, Panamá tiene unos increíbles parajes naturales, lugares verdes y volcanes donde hacer trekking, espacios interesantes donde involucrarte en su historia por medio del Canal o adentrarte en la selva con las comunidades indígenas Emberá o Kuna Yala… Si eres aventurerx, ¡éstas son las experiencias que no te puedes perder!

Pasé la frontera desde Costa Rica a Panamá por carretera para después continuar cruzando el país de norte a sur en transporte público. Comencé igual que terminé, disfrutando de sus paradisíacas playas. Bocas del Toro, en el norte no me decepcionó y dejar el país para adentrarme en Colombia en barco por las paradisíacas Islas San Blas territorio de la comunidad indígena Kuna Yala fue todo un regalo. No hay opción de cruzar el Tapón del Darien por carretera y por eso barajé la opción del avión o del barco. Tomes la opción que tomes, no dudes nunca en visitar las Islas San Blas, uno de los archipiélagos más encantadores que en visto hasta ahora.

 

Por el interior del país me encontré muchísimas maravillas naturales muy poco explotadas como volcanes, rutas para hacer trekking, valles, termas y cascadas poco señalizadas. Muy pocos turistas y una tranquilidad absoluta. Es fácil y económico cruzar Panamá de esta forma, la única “dificultad” que vi fue que en la mayoría de los lugares me recomendaban no hacer los trayectos de trekking sola por precaución. Pero conocí gente increíble con la que compartí estas experiencias y por lo tanto no tuve ningún problema en este aspecto.

 

 

Pateé la Ciudad de Panamá disfrutando muchísimo de su historia, la antítesis de la ciudad histórica frente a la ciudad vanguardista.

Y bajando al sur… ¡hice una de las mejores aventuras de mi viaje!, viajé al Darien, en plena selva, a Mogue, donde reside la comunidad indígena Emberá, luchadores insaciables contra el Gobierno que les quiere arrebatar sus tierras.

Para terminar, algo que nunca falla es la plataforma Couchsurfing para seguir adentrándome en la cultura local que tanto me apasiona.

¿Comenzamos con la ruta?

Mi ruta

  • BOCAS DEL TORO
  • BOQUETE
  • SANTA FÉ
  • VALLE DE ANTÓN
  • CIUDAD DE PANAMÁ
  • MOGUE, DARIEN
  • TABOGA
  • SAN BLAS
  • NAVEGAR CRUZANDO LA FRONTERA DE PANAMÁ A COLOMBIA.

ITINERARIO DETALLADO

En este post te narro los detalles de mis primeros días en suelo panameño (del día 1 al día 10):

DÍA 1 -> BOCAS DEL TORO. Llegada.

 

Siguiendo mi RUTA ECONÓMICA PARA RECORRER COSTA RICA EN 3 SEMANAS (PARTE II) desde Puerto Viejo tomé un autobús local por 1.850 CRC (2,95€/3,25$) a Sixaola, frontera que une Costa Rica con Panamá. En una hora y media estaba en la oficina de Migración de Costa Rica, donde tienes que pagar una tasa de salida de 7 $ (6,30€) en una de las máquinas antes de sellar en el pasaporte tu salida del país.

Como el día en el que yo pasaba la máquina estaba estropeada, tuve que pagar en mano una tasa de 8 $ (7,20€) (en lugar de 7 $ (6,30€)), ¿legal? Lo desconozco, pero no había otra opción…

Después crucé allí mismo la carretera para dirigirme hacia la entrada a Panamá. Para poder sellar mi entrada al país, es importante saber que te piden un billete de transporte de salida como requisito obligatorio. ¡Si no lo tienes, no te dejan pasar!

Yo uso siempre la aplicación de la compañía COPA Airlines con la que puedes hacer reservas de vuelos sin coste alguno.

Desde Sixaola existen varias opciones:

1.- Tomar un autobús local de Sixaola a Changuirola por 1,5 $ (1,35€) y después otro autobús local de Changuirola a Almirante por otros 1,5 $ (1,35€) por un total de 3 $ (2,70€). Ten en cuenta que no te dejan en el muelle de Almirante, que es desde donde se parte hacia Bocas del Toro.

2.- Hay muchos shuttles esperando en la frontera. Negocié con ellos y me decanté por esta opción, me pedían unos 10 $ (9,05€), pero era temporada baja y lo saqué por 4 $ (3,60€), además ellos me dejaban en el muelle de Almirante. Tardé alrededor de una hora en llegar.

Desde el muelle, tomando una lancha cuya ida cuesta 6 $ (5,40€) (ida y vuelta son 10 $ (9,05€)) en 20 minutos llegué a la isla de Colón, también llamada Bocas City.

 

Esta isla es pequeña, pero está muy preparada para el turismo. Yo sólo quería poner base ahí y disfrutar de las paradisíacas playas de alrededor, por lo que me instalé en el Calipso Hostel. Hostal céntrico, con cocina y desayuno incluido.

DÍA 2 -> BOCAS DEL TORO. Boca de Drago + Playa Estrella.

 

Desde Bocas City (isla Colón) puedes hacer muchas excursiones organizadas o por tu cuenta. Yo este primer día decidí hacerlo por mi cuenta.

Mediante un autobús local me acerqué al otro lado de la isla, a Boca de Drago, tardé unos 40 minutos. Es un trayecto con desniveles, pero hay mucha gente que lo hace en bicicleta, así que apúntate esta opción también  si tienes ganas de hacer deporte.

 

Una vez llegada a Boca de Drago fui caminando hasta Playa Estrella y tardé unos 20 minutos. ¡El recorrido es realmente hermoso! Te recomiendo hacerlo caminando si no tienes prisa. Si no dispones de mucho tiempo, ten en cuenta que también hay un bote en el que te llevan por 1,5 $ (1,35€).

 

Es maravillosa esta playa con su agua cristalina color turquesa, con muchas estrellas de mar en el agua… Pero recuerda… ¡No las toques porque pueden morir! Es muy importante practicar un turismo responsable.

Aquí mismo también se puede comer, venden ricas langostas pescadas en el lugar. ¡Playa Estrella es un lugar mágico, no dudes en visitarlo si pasas por Bocas del Toro!

 

Ya a la vuelta, en el mismo puerto de Colón, vas a encontrar pescadores locales a los que podrás comprar gambas o marisco fresco por un precio razonable. ¡Yo lo hice y aún puedo saborear la rica pasta que comí con gambas frescas!

También encontrarás muchas agencias y lugares para tomar una cerveza o un refresco como pueden ser Barco Hundido o el Selina. Esta isla tiene mucho ambiente.

Quería buscar una excursión por las múltiples islas para el día siguiente, así que comparé los precios de los tours en Boteros unidos, en las agencias y en mi hostel. Al final en el mismo hostel me ofrecieron el mismo tour que generalmente ofrecían en todos los lugares por un precio de 25 $ (22,60€), regateando.

DÍA 3 -> BOCAS DEL TORO. Excursión por múltiples islas.

 

Salí a las 10 de la mañana de mi hostel y no llegué hasta las 5 de la tarde. Era un tour que abarcaba todo el día.

La excursión incluía lo siguiente: Bahía Delfines (donde se ven delfines), Cayo Coral (un lugar donde puedes disfrutar desde las hamacas y pides tu comida en el restaurante para que la tengan preparada para la vuelta, aunque es opcional y yo llevé mi propia comida), Cayo Zapatilla (hermosa isla, la cual puedes bordear caminando en un bonito paseo de unos 40 minutos) … ¡En esta isla se grabaron diversos capítulos de programas de aventuras para la televisión!

 

De vuelta de Cayo Zapatilla, vuelves de nuevo a Cayo Coral, ésta vez haces snorkel durante 20 minutos y si has pedido comida, comes allí en el restaurante, pero si te la has llevado también puedes comer allí en tu hamaca, que es cómo yo lo hice.

 

Desde allí visitas Isla perezoso, donde se puede observar muchos osos perezosos en los árboles y pasarás por Hollywood. Sí, llaman así a este lugar por la inmensidad de estrellas de mar que hay. ¡Eran de todos los tamaños!

La excursión termina en la Bahía, e incluye agua y soda. ¡Una excursión muy completa que recomiendo 100%!

Después de este bonito día, decidí pasar a la isla de enfrente, a Carenero, a ver el bonito atardecer que no me defraudó. Para ello tomé una lancha por 1 $ (0,90€).

Existen más opciones para visitar Bocas del Toro, si quieres saber más aquí te dejo la información de mi compañera Ana.

Yo decidí quedarme a dormí esta noche y madrugar al día siguiente para ir hacia Boquete, ¡una nueva aventura muy diferente me esperaba!


DÍAS 4 y 5 -> BOQUETE – VOLCÁN BARÚ

 

Madrugué y fui muy temprano al puerto. Como hay lanchas que salen hacia Almirante cada 30 minutos, aproveché para ver el bonito amanecer desde el puerto. ¡Tremendo amanecer!

En 20 minutos estaba de nuevo en el puerto de Almirante. La estación de autobuses está a 1 km del puerto por lo que puedes ir caminando.

De Almirante tomé un autobús local a David, me costó 8,75 $ (7,90€) y tardé 4 horas de trayecto. De David a Boquete, tan sólo había 1 hora y pagué 1,75 $ (1,60€). ¡Estaba en Boquete!

Me alojé en el hostel Blasina por 10 $ (9,05€). Es un lugar muy céntrico y tranquilo donde me sentí como en casa. Tiene un ambiente muy hogareño.

En Boquete me acerqué a la oficina de turismo, y le expliqué mi idea de subir al volcán Barú por la noche para poder contemplar el amanecer desde la cima.

 

Recomiendan no ir sola, llevar mucha agua y una linterna para alumbrar el camino. Chubasquero por si llueve y ropa abrigada para cuando llegues a la cima puesto que a un kilómetro de la llegada el viento pega fuerte y el frío se nota en los huesos. Lleva algo para comer como fruta y chocolates.

Para llegar hasta la entrada, que es el comienzo de la ruta, puedes ir caminando (no está tan cerca), en taxi o en shuttle.

Si vas sola, te recomiendo que hagas lo siguiente: acércate al hostel Mamallena en el centro de Boquete, ahí se junta la gente que quiere hacer la ruta del volcán de noche. En realidad, te apuntas en una lista solamente para que un shuttle te acerque hasta la entrada del volcán, después lo subiréis caminando vosotrxs mismxs por vuestra cuenta. De esta forma no irás sola.

¡Si vas acompañadx también te puedes acercar a este hostel y llegar hasta la entrada en shuttle!

Los precios del shuttle dependía de las personas que se juntasen. Para 2 personas el precio era de 20 $ (18,10€) cada una, para 3 personas era unos 7 $ (6,30€) cada unx y si os juntáis 4-5 personas el precio era de 5 $ (4,50€) por persona. El precio del taxi costaba unos 5 $ (4,50€) cada unx.

Yo opté por ir en shuttle donde coincidí con dos parejas polacas y ¡así ya no tendría que subir sola al volcán de noche! Todo un triunfo. El shuttle salía a partir de las 11 de la noche. El guardabosques no apareció a esa hora por lo que no tuve que pagar ninguna entrada.

 

Subir al volcán te llevará de 4 a 6 horas, dependiendo de tu forma física, es una altitud de 3.475 metros y desde arriba se ve el mar Caribe y el océano Pacífico. ¡Todo un espectáculo!

 

Si se llega antes del amanecer es recomendable esperar en la zona de acampada que hay a 1 o 2 kilómetros antes para no pasar frío. Se puede acampar en esta zona. El trayecto total es de 13 km. ida y 13 km. la vuelta.

 

Feliz después de haber subido el volcán Barú, el punto más alto de Panamá.¡Merece totalmente la pena ver el increíble amanecer desde la cima!

Descansé mucho de día para seguir bajando por el interior del país, ¡me iba a Santa Fé!

DÍAS 6, 7 y 8 -> SANTA FÉ

 

Al día siguiente, tomé un autobús local de Boquete a David por 1,75 $ (1,60€) y tardé 1 hora. Después, me esperaban 3 horas para llegar de David a Santiago. El coste fue de 9 $ (8,15€). Y por fin, y como último autobús, tomé el trayecto de Santiago a Santa Fé por 2,85 $ (2,60€) tardando 1 hora y media.

Me hospedé en el Hostel La Qhia por 12 $ (10,85€), ¡un auténtico paraíso rodeado de naturaleza, con cocina y excursiones para no aburrirme en los próximos días! Al lado hay una cooperativa donde puedes comprar los alimentos a la gente local.

 

En el hostel te van a recomendar muchas excursiones que puedes hacer gratuitamente y por tu cuenta. Siguiendo sus consejos, al día siguiente decidí ir a Alto de Piedra, a las cascadas.

 

Son pocos los habitantes de este pueblo y trabajan en el campo. Todo es verde, está cubierto por jardines y flores muy bien cuidadas.

 

En el hostel te darán todas las indicaciones precisas mediante un mapa para llegar a este lugar tan natural como salvaje. Son 10 kilómetros de ida y antes de llegar, encontrarás a un hombre local que muy gustosamente se ofrecerá a acercarte a las cascadas. El lugar no está señalizado y él es el único “guía” del lugar. Es muy agradable y simpático y te agradecerá después si le das un par de monedas de propina.

 

¡Aunque el agua que cae de la cascada está helada, no dudes en darte un bañito!

A la vuelta puedes volver por otro bonito camino más bello, pero más solitario. Recomiendo no ir sola.

Al día siguiente decidí hacer otra excursión, me fui a El Tinajón, a nadar al agujero del río Santa María. El agua estaba helada, pero merece totalmente la pena disfrutar de esta naturaleza.

 

Es un camino fácil de unos 30 minutos cuesta abajo. Llegas al río con su bonito entorno verde alrededor, es un lugar totalmente local donde no hay turistas. ¡Sigue disfrutando de esta paz!

Durante este trayecto, me hablaron mucho del Valle de Antón, por lo que no dudé en acercarme, sería mi próximo destino.

DÍA 9 -> VALLE DE ANTÓN. Llegada.

 

Tomé un autobús local de Santa Fé a Santiago por 2,90 $ (2,60€) y tardé 1 hora y media en llegar. En Santiago tomé el autobús de Panamá City y me bajé en Las Uvas de San Carlos. Este autobús me costó 5 $ (4,50€) y tardé 2 horas y media.

En Las Uvas tienes que bajar en la carretera y cruzar un puente por la parte de arriba, de esta forma estarás colocadx en el otro lado de la carretera, donde una van pequeña blanca está esperando para llevar a los pasajeros por la ruta que yo buscaba. El boleto de Las Uvas al Valle de Antón tuvo un coste de 1,50 $ (1,36€), son unos 27 kilómetros y el chofer me dejó en la misma puerta de mi hostel.

 

El hostel que me habían recomendado era Hostal Casa de Juan. Un bonito hostel zen con cocina y hamacas decorado en plan chillout.

Santa Fé es un hermoso y chiquito pueblo rodeado de montañas verdes, hay supermercados y tienes banco para poder sacar dinero en efectivo si lo necesitas. La zona es muy verde y muy poco explotada al turismo, tiene infinidad de excursiones que hacer que desde el hostel gustosamente te asesorarán.

DÍA 10 -> VALLE DE ANTÓN. Termas y la India Dormida.

 

A unos 15-20 minutos caminando desde el hostel, se encuentran Las Termas naturales. Su entrada costaba 4 $ (3,60€) y constaba de una sesión de arcilla en la cara, un descanso de unos 10 minutos y el pase a las piscinas de unos 45 minutos. Si quieres ponerte arcilla en todo el cuerpo el coste de la entrada era de 3 $ (2,70€) adicionales.

 

La India dormida es una hermosa cordillera con forma de mujer tumbada y dormida boca arriba tal y como su nombre indica. Me comentaron que en los días anteriores había habido hurtos en ese trayecto, por lo que no era conveniente que fuera sola.

¡Aun así, no dejes de hacerlo, busca gente con la que subir. Me contaron que tiene una leyenda que narraba lo siguiente…

… “había una vez una princesa india hija de un cacique bravo que peleó contra los conquistadores (españoles) durante la conquista. La princesa se enamoró del más bravo español y por eso despreció el amor de un joven guerrero de su tribu que finalmente terminó suicidándose desde lo alto de una montaña ante los ojos de la joven.

Ella, por fidelidad a su tribu, nunca más volvió a ver al conquistador y caminó por los valles y montañas llorando hasta que la muerte la sorprendió mirando a las hermosas montañas que le habían visto nacer… Después de aquello, la naturaleza le brindó homenaje formando la figura de la princesa india en la ladera de la montaña…»

¡Hermosa leyenda!

 

La entrada tiene un coste de 3 $ (2,70€) y en la misma entrada te ofrecen un guía. No es obligatorio ir con guía, pero tienes que fijarte mucho en el camino y en las señales para no perderte.

El camino es hermoso, todo es cuesta arriba. Tendrás que ir esquivando o subiéndote encima de las piedras para poder avanzar, pero realmente tiene un encanto especial. ¡Fíjate bien en el camino y siempre tira todo hacia la izquierda al subir!

 

La caminata tiene una valor hitórico y geográfico importante: las piedras pintadas que se encuentran en el camino tienen su historia geográfica, hay cuatro cascadas en el trayecto y te encontrarás con la famosa piedra de la rana. Tuvimos la suerte de ir acompañadxs por un panameño que volvía caminando a su casa, sin ayuda está un poco complicado puesto que no hay mucha señalización, y el día que fuí yo, llovía a cántaros.

En la subida tardas alrededor de 1 hora como mucho, la cima es lindísima y desde arriba se puede contemplar todo el verde valle.

 

Ten cuidado si llueve o hace viento, en la cima no hay donde resguardarse y puede ser hasta un poco peligroso, pero yo lo disfruté como una enana.

¡Este trekking es un imperdible, tiene una energía buenísima!

Hasta aquí llegamos al ecuador de la ruta, aún queda:

Continuar descubriendo el Valle de Antón (Cerro La Cruz, Chorro Las Rozas, Árboles Cuadrados), la sorprendente Ciudad de Panamá, la mejor aventura en el Darien, la isla deTaboga, las paradisíacas Islas San Blás y mucho más. ¿Te lo vas a perder?

<<< En los próximos días publicaré la continuación de la ruta >>>

¡BUENAS RUTAS!