Escrito por: Ashara Parastu.

Partiendo del hecho que desde mi punto de vista Tasmania es la región más bonita de Australia (os prometo escribir un post sólo de esta zona, aunque se merece unos cuantos), Hobart, su capital es una pequeña ciudad que recuerda a Melbourne, pero en super miniatura. La mayoría de los viajeros sólo pararán un día o a lo mucho dos en ella, pero yo estuve viviendo tres semanas allí.

A parte de pasar mucho frío, me sirvió de base para descubrir el sorprendente potencial de esta isla y decidirme a volver otra vez para recorrerla en coche (pero esa es otra historia).

Así aquí os dejo mis ocho imprescindibles si os dejáis caer por esta ciudad:

1.- MOUNT WELLINGTON

Mount Wellington.

Mount Wellington.

Desde todo Hobart y sus alrededores podrás sentirte observado por este enorme peñasco. Recomiendo subir arriba, bien en un tour, en tu coche o andando, (ésta última opción es la que más disfruté).

Desde arriba tienes unas vistas espectaculares, pudiendo llegar a ver en días despejados Bruny y Maria Island, la península de Tasmania y un extenso y largo etcétera. Se pasa gran parte del tiempo con nubes (sobre todo en invierno), pero lo bueno es que, si desde abajo lo ves sin nubes, ya sabes que tienes luz verde para subir y disfrutar de las vistas.

2.- MOMA

MOMA.

MOMA.

Para los amantes del arte contemporáneo y de las cosas eclécticas (culpable de todos los cargos), este museo es de visita imprescindible.  Se puede llegar en transporte público (opción low-cost) o en un ferry (opción lo-voy-a-dar-todo) desde el puerto de Hobart.

Resérvate un día porque el museo da para rato sobre todo la parte del Museo de everything.

3.- CASCADE BREWERY

Cascade Brewery.

Cascade Brewery.

Este edificio me encanta sobre todo si vienes desde el centro. Podréis ver su característica silueta justo delante del enorme Mount Wellington.

Además, si no andáis mal de presupuesto, podéis hacer una ruta por la fábrica de cerveza más una comida con degustación.

4.- SALAMANCA SQUARE

Salamanca Square.

Salamanca Square.

Esta zona sorprende, además del nombre, puesto que parece ser que se debe a la batalla de Salamanca, batalla en la que los ingleses nos ayudaron a echar a los franceses (para los españoles creo que es más conocida como batalla de Arapiles, la provincia de Salamanca es muy grande).

Todos los fines de semana hay un enorme mercado en esa zona, pero a mí me gusta visitar la zona sin tanto puesto ya que se pueden ver mejor los bonitos y antiguos edificios.

Os recomiendo no ser tímidos y meteros en el Salamanca Arts Center, en esta galería laberíntica y de varios niveles se puede ver con más detalle la antigua estructura de estos edificios.

5.- BATTERY POINT

Battery Point.

Battery Point.

Este barrio está pegado a Salamanca Square, de hecho, hay un acceso que te lleva directamente a él. Recomiendo que primero os hagáis en la oficina de turismo con la guía Battery Point History Walk Sculpture Trail para visitar esta zona.

La primera os da una buena explicación de la historia que guardan estos edificios ya que si no os pueden parecer una sucesión de casas con algo de solera. Con la segunda se puede hacer una rutilla muy interesante siguiendo una curiosa ruta de esculturas numéricas que va desde Salamanca Lane pasando por el bonito parque mirador Princess Park hasta llegar a la playa.

6.- FARM GATE MARKET

Farm Gate Market.

Farm Gate Market.

El famoso Salamanca Market es muy interesante y un gran sitio para conseguir miles de souvenirs. Pero el mercado que a mí me cautivo es el pequeño Farm Gate Market, que es los domingos por la mañana. Son productos de agricultores y ganaderos de la zona.

Podéis comprar desde leche en botellas retornables a ginebra artesana, pasando por las hortalizas, mieles y demás productos típicos de Tasmania, como ellos dicen if you couldn’t eat it, drink it, grow it or meet the producer, then you wouldn’t find it at the market.

7.- SENDERISMO

Senderismo.

Senderismo.

Prácticamente es a lo que me dediqué estas tres semanas. Me apunté a un club de bushwalking, como se llama aquí a eso de “patear por el monte”. Estaba lleno de amables y divertidos jubilados, pero no os confiéis, que pueden fácilmente dejaros atrás en la montaña. Gracias a ellos pude hacer un montón de pateadas por Hobart y alrededores.

Si queréis ir por vuestra cuenta lo más accesible es acercase a la carretera que lleva a Mount Wellington, allí hay un montón de rutas bien señaladas desde el parking de Cascade Brewery hasta casi la cima de Mount Wellington.

8.- COMIDA TÍPICA

Fish and Chips.

Fish and Chips.

Los Fish & Chips, los podrás probar en todo Australia, para esos son descendientes de los ingleses. En Hobart, en el puerto, hay una zona con unos cuantos puestos de Fish & Chips. Mi preferido es Fishy Bussiness, yo los pido sin patatas, salsas y si puedo incluso sin empanar, el experimento no me ha salido mal, eso sí, la cara de circunstancia de los dependientes no tiene precio.

Otros productos muy típicos de Tasmania son el salmón y la miel, muy recomendables ambos.

Una cosa que me vuelve loca y es menos saludable son los dulces de Elly’s, tiene un puesto en el Salamanca Market pero también se venden en muchas tiendas delicatesen de la isla, lamentablemente no los he vuelto a ver fuera de Tasmania…

 

Y hasta aquí mis consejos sobre Hobart en Tasmania, ahora… ¿nos vamos a Melbourne?

Post sugerido :arrow: MI TOP TEN DE LUGARES GRATIS EN MELBOURNE

 

Si quieres seguir los pasos a Ashara Parastu y conocerla más, puedes visitar su blog en https://rutamundos.com/

Y tú, ¿quieres ser también nuestra amiga nómada? Aquí te contamos cómo. ¡Anímate!